<
>

Gattuso reafirma que no cuenta con el Chucky Lozano

play
Messi será lo que todos queramos, pero Maradona sigue siendo eterno en Nápoles (0:59)

Jordi Blanco visitó el santuario de Diego Armando Maradona en Nápoles. (0:59)

NÁPOLES (Enviado) -- Genaro Gattuso es un tipo franco y directo en su discurso. Podría decirse que su claridad, agradecida para los medios, puede tener un punto de incomodidad para sus futbolistas pero él, que lo fue de élite en el último gran Milan, no se anda con rodeos. Lo demostró este lunes, en su rueda de prensa previa al partido entre el Napoli y el Barcelona de Champions.

Primero, con aspecto relajado, mandándole un recado a su propio capitán, Lorenzo Insigne, cuando abandonaba la sala animándole a tener mayor carácter; después, con aspecto más serio y verbo simple, para dejar claro que, hoy por hoy, el Chucky Lozano no entra en sus planes.

No fueron palabras, seguro, agradables de conocer para el delantero mexicano, que descubrió, sin disimulo, que su entrenador no le tiene en cuenta y que difícilmente le tendrá en el futuro inmediato.

“Ahora no le estoy considerando porque estoy tomando otras decisiones”, respondió Gattuso al ser interrogado por el mexicano, quien muy probablemente no tenga ocasión de jugar ante el Barça en San Paolo. “No. No creo que juegue”, resolvió, en voz baja y cuando abandonaba la sala de prensa el estratega italiano, tras responder con una carcajada la pregunta al vuelo de un periodista local respecto a las opciones de su equipo de conquistar la Champions.

Fue, esa carcajada, el momento más apacible de Gattuso. El instante en que se dejó ir de cierta manera, después de ser extremadamente correcto y respetuoso con el Barça y sincero a la vez que directo con el Chucky. “No es el único que no está jugando”, argumentó el técnico, animando al ex futbolista del PSV “a seguir trabajando”.

“Él debe trabajar y mejorar para estar listo. Ahora estoy en busca de otras características y no hay espacio para él” sentenció Gattuso, repitiendo hasta tres veces que el Chucky “debe trabajar” pero sin descubrir públicamente las razones por las que ha desaparecido de la escena y, también, sin mostrar un ápice de opciones de que en el futuro venidero la situación del mexicano pueda cambiar.