<
>

A 25 años del adiós del Barça de Cruyff de la Champions

play
Leo Messi envía un mensaje desde casa (1:19)

El capitán del FC Barcelona pide sentido común a sus seguidores. (1:19)

BARCELONA -- El Barça de Johan Cruyff, el Dream Team, disputó su último partido en la Champions League hace 25 años, un 15 de marzo de 1995 en el que cayó eliminado en los cuartos de final del torneo a manos del PSG dirigido por Luis Fernández y liderado por Rai y Weah. Fue su última noche. La última y triste noche de adiós.

Derrotado, humillado, en mayo de 1994 por el Milan en la final de la Champions que se disputó en Atenas y que venció por 4-0 el equipo italiano, el Barça llevó a cabo una profunda renovación en su plantilla aquel verano para mantenerse entre la élite europea en la siguiente temporada. Tan profunda que abandonaron el club piezas históricas del Dream Team como Zubizarreta, Laudrup, Goikoetxea, Julio Salinas o Juan Carlos, sustituyéndolos Johan Cruyff por Hagi, Abelardo, Lopetegui, Eskurza, José Mari… Y la renovación no dio los frutos esperados. De hecho, quedó muy lejos de lo esperado.

La temporada 1994-95, penúltima de Cruyff al mando del Barça, confirmó el final del Dream Team y tuvo en el 15 de marzo de 1995 su fecha clave. Aquella noche el equipo azulgrana visitó al PSG en la vuelta de los cuartos de final de la Champions, obligado a ganar tras el 1-1 de la ida en el Camp Nou y acabada con una dolorosa derrota que significó el adiós del holandés a la máxima competición, puesto que el curso siguiente tuvo que conformarse, tras acabar la Liga en cuarto lugar (solo los dos primeros jugaban entonces Champions), con disputar la entonces llamada Copa de la UEFA.

El Barça marcó primero al comenzar la segunda parte. Después de hasta tres remates del PSG a la madera de Busquets (el padre de Sergio, portero del equipo aquella noche), una falta sobre Hagi y servida por Koeman la remató impecable de cabeza a la red José Mari Bakero. Tras sufrir un asedio continuado de un rival lanzado por Rai, Ginola, Weah o Le Guen, el equipo de Cruyff pareció hacerse con el control del partido… Y tuvo la sentencia de la eliminatoria poco después, cuando Hagi regaló un pase vertical, filtrado y envenenado, a José Mari, quien se plantó solo ante Lama para rematar sin convicción a los pies del meta francés.

De aquel 0-2 que sentenciaba el pase a semifinales se pasó a un nuevo cambio de escenario, con dos disparos más al palo de la meta del Barça hasta que, a los 72 minutos, un corner acabó con Rai avanzándose a todo el mundo para cabecear a gol, lograr el 1-1 y convertir la resistencia azulgrana en desesperada, buscando los jugadores la prórroga para tomar aire ante el dominio inmisericorde del PSG…

Que sentenció su triunfo a siete minutos del final, con un disparo lejano de Guerin (señalado en los apuntes previos del cuerpo técnico azulgrana como un jugador ‘sin buen remate desde lejos’) que sorprendió a Busquets y significó el 2-1 definitivo.

Aquel fue el primer compromiso en la historia entre Barça y PSG, que se repetiría en la final de la Recopa de 1997 conquistada por el equipo que lideró Ronaldo y tuvo sus nuevos capítulos ya en esta década… Y fue la despedida de Johan Cruyff de la Champions, tras cuatro participaciones consecutivas que se saldaron con un título en la temporada 1991-92, una final (1993-94), una fiasco ante el CSKA Moscu (1992-93) y esta despedida ante el PSG en el curso 1994-95. El fin de una era…