<
>

Chivas sacó el empate en su visita al América y dejó buen sabor de boca

En el intercambio de tuits y declaraciones se hicieron más daño los protagonistas del Clásico Nacional, que en la cancha. Chivas y América empataron a cero en el Estadio Azteca.

La lucha entre las Águilas y los rojiblancos inició por las declaraciones de Roger Martínez y se ahogó en el Estadio Azteca, ante más de 60 mil personas, que terminaron abucheando a los dos equipos más populares de la Liga MX.

En el Coloso de Santa Úrsula, la intensidad estuvo cuando el balón se detuvo, porque en esos lapsos, los jugadores de América y Chivas demostraron más coraje que con la pelota en los pies. Primero fue un encontronazo que provocó El Rebaño y acabó en un sape de Jorge Sánchez. Después, un piquete de ojos de Miguel Ponce a Henry Martín, tras provocaciones del delantero del Águilas.

Chivas, con Michel Leaño improvisando como técnico, pudo poner la alegría del gol en el Clásico Nacional. El problema es que Alexis Vega apenas se viene recuperando de una lesión que lo dejó fuera de competencia casi un mes y no tuvo la pericia para aprovechar un pase de Calderón, y hacer el 1-0.

América, por su parte, lamentó que el pie Henry Martín no midiera un centímetro más, porque eso le faltó para impactar el esférico, tras hacer un rehilete dentro del área de las Chivas y quedar frente a Raúl Gudiño. De Roger Martínez, que inició la guerra de declaraciones, no hubo noticias.

La improvisación de Chivas alcanzó para irse con el cero en el Estadio Azteca, porque América no pudo demostrar por qué es el líder de la competencia y la lucha por saber cuál es el equipo más “grande” del futbol mexicano se quedó en las redes sociales, en la cancha hubo poco, casi nada, sólo abucheos, para ambos lados.