<
>

Toma fuerza candidatura de Firpo como refuerzo del Barcelona

play
Griezmann: "Messi es el 1, como LeBron en la NBA..." (0:29)

La flamante incorporación del Barcelona llenó de elogios al 10 argentino como así también al 23 de Los Lakers. (0:29)

BARCELONA -- El FC Barcelona mantiene abierta la carpeta del lateral zurdo, pendiente por deseo de Ernesto Valverde de encontrar un relevo de garantías para Jordi Alba, y la candidatura del bético Junior Firpo, a quien ya seguía el club desde el pasado invierno, se ha colocado en puesto “destacado”, confirmaron fuentes solventes a ESPN Deportes.

Campeón de Europa con la selección sub21, el defensor de origen dominicano, de 22 años, completó una excelente temporada en las filas del Betis a las órdenes de Quique Setién, siendo en su día fundamental en la victoria conquistada por los verdiblancos en el Camp Nou y que le puso en lugar destacado de los estudios del área deportiva azulgrana.

Aunque en aquel momento, octubre de 2018, desde el Barça se seguía apostando por Juan Miranda como suplente de Alba, con el transcurrir de la temporada la figura del joven canterano perdió peso a ojos del entrenador, quien se ha mostrado firme en su solicitud de incorporar a un jugador que haga competencia en el puesto y el perfil de Junior, en la actual situación del mercado, es el que despierta mayor coincidencia en el club.

Con una cláusula de rescisión cifrada en 50 millones de euros, el Betis, que busca financiarse para atacar el fichaje de Borja Iglesias al Espanyol, estaría dispuesto, de acuerdo con fuentes cercanas al club andaluz, a negociar el traspaso de Junior por la mitad de ese precio, siempre que el Barcelona incluyese en la operación a un jugador para ocupar el puesto.

Juan Miranda, que precisamente dio sus primeros pasos en el Betis, se apuntó como una primera opción, aunque el club azulgrana pretendería mantener una opción futura de recompra. Pero en las últimas horas surgió la de Marc Cucurella, recuperado por el Barça del Eibar y que con un valor de 10 millones entraría en la terna para abaratar el fichaje de Junior.

RAFINHA, EN ESPERA
Mientras, en el Camp Nou no se cierra la puerta de salida a Rafinha Alcántara, que se mantiene en la mira de un Valencia interesado en su fichaje para fortalecer el centro del campo en la plantilla de Marcelino. El Barcelona fijó el traspaso de su canterano en 15 millones de euros, una cantidad que, de entrada, excede a lo que estaba dispuesto a pagar el club che pero que se podría alcanzar con una serie de variables o por medio de una operación ligada a su condición física.

Fuentes cercanas al Valencia aseguraron a ESPN Deportes que el director general del club, Mateo Alemany, pretende incluir una cláusula médica por la que, pagando a plazos el fichaje de Rafinha, su precio descendería si el jugador no estuviera en condiciones de jugar al menos el 75 por ciento de los partidos de la temporada.