<
>

El Barcelona deja ir a su canterano más mediático

play
Así juega Xavi Simons, la joya de Barcelona que deja el club (0:40)

El capitán de 16 años del Juvenil B de Barcelona anunció en las redes sociales que deja la instutución. (0:40)

BARCELONA -- Xavi Simons, mediocampista holandés de 16 años y que jugó en las categorías inferiores del FC Barcelona desde edad alevín, se despidió este martes del club azulgrana, a través de las redes sociales, después de que los ejecutivos de la entidad no alcanzasen un acuerdo de renovación con su representante, Mino Raiola.

El futuro del mediocampista no se ha hecho público aunque se aventura que Raiola tendría ya un acuerdo con el PSG.

Hijo de un futbolista profesional de origen surinamés y que jugó en la Liga holandesa, Simons fue captado por Guillermo Amor, que le descubrió en Alicante, donde vivía su familia para incorporarse al fútbol base azulgrana. Llamado Xavi en honor al ‘6’ histórico del Barça, su impacto fue inmediato, sobresaliendo en todas las categorías de las que formó parte hasta asentarse en el equipo cadete.

Fue entonces cuando firmó contrato de representación con Mino Raiola y fue a partir de 2018 cuando su futuro en el club comenzó a complicarse, más cuando en abril cumplió los 16 años y los técnicos del fútbol base solventaron su pase al juvenil B, una decisión que no fue bien encajada por el jugador y su agente, que empezaron a presionar por su ascenso directo al juvenil A con la firma, además, de una renovación considerada fuera de lugar por el Barcelona.

Comparada su situación con la de Ilaix Moriba, quien a su misma edad fue catapultado al Barça B, Simons fue incluido junto a los 10 cadetes que daban el paso de categoría al juvenil B y bajo las mismas condiciones en las que todos renovaron, pero con ofertas de otros clubs, su padre, quien acompañó a Raiola en las conversaciones, rechazó el ofrecimiento inicial del club.

El Barcelona, la última semana, cerró la puerta a cualquier variación en su oferta final y dejó en manos de Simons su futuro, quien este martes anunció su marcha públicamente, sin descubrir un destino que, de entrada, apunta al PSG.