<
>

Cartas desde Barcelona: Bartomeu va por Neymar a carta descubierta

play
Tato Noriega: 'PSG solo quiere quedar bien públicamente' (2:29)

Lo que el club parisino busca es un intercambio justo para el precio que pagó por Neymar en 2017. (2:29)

BARCELONA -- Las cartas están sobre la mesa. Oscar Grau, Javier Bordas, Eric Abidal y André Cury viajaron el lunes a París y presentaron al PSG una oferta concreta para desencallar el traspaso de Neymar. Acabaron la reunión con Leonardo y los ejecutivos del club francés sin acuerdo cerrado... Pero convencidos de haber avanzado lo suficiente. O eso parecía antes de que este martes la situación, como es norma habitual, diera un nuevo giro.

Del sí al quizá, del quizá al no. Y vuelta a empezar. Alrededor del Camp Nou ya se contempla un lunes de histeria, consciente el Barça de la necesidad de dar un empuje certero para evitar pagar el gusto y las ganas en el último instante como tantas veces ha sucedido. Y para que eso no ocurra... Aparece en escena Josep Maria Bartomeu en persona para convertirse en el héroe, o no, del asunto.

El mensaje del vestuario es indiscutible. º de Gerard Piqué, “claro que nos gustaría que volviera, pero es algo que no podemos controlar y lo dejamos en manos de los que deciden”, se entiende como antesala de un capítulo acaso definitivo.

Dinero, Dembélé, Rakitic... el presidente del Barça se marchará este miércoles a Mónaco con todas las cartas marcadas.

Bartomeu recibió todos los detalles de lo tratado en Francia y viajará a Mónaco para asistir al sorteo de la fase de grupos de la Champions que se celebrará a partir de las seis de la tarde... Después de verse las caras con Naser Al-Khelaifi, presidente del PSG a quien, como él, se le espera en el Principado para participar en la reunión de la ECA, la Asociación Europea de Clubs que sigue su hoja de ruta en la renovación de la Champions a partir de 2024.

Todo o nada, Bartomeu ha vuelto a tomar con Neymar el papel protagonista en primera persona como hiciera en enero con el fichaje de Frenkie de Jong, quien pasó de tener pie y medio en el PSG, precisamente, a comprometerse con el Barça tras el viaje relámpago del presidente a Amsterdam, donde giró el guión sin que le temblase el pulso para conducir al crack holandés hacia el Camp Nou.

APUESTAS
El caso Neymar es diferente. Muy diferente. Si en enero todo estaba acordado con el Ajax y lo que había que hacer era convencer al jugador; ahora todo es al revés: Ney ‘tiene las maletas preparadas’ para volver al Barça... Pero el pulso con el PSG es de época. El club galo ha dado la sensación de jugar con el tema hasta que, finalmente parece, parece, dispuesto a aceptar el trato. Siempre, eso sí, bajo sus condiciones.

Los emisarios del Barcelona, tras el no francés a aceptar una cesión previa a un traspaso futuro, presentaron el lunes en París una nueva propuesta de 170 millones de euros ya fueran divididos en un primer pago de 40 millones en 2019 dos más de 65 millones en 2020 y 2021 o en dos de 85 millones, y aguardaron, expectantes, la reacción de Leonardo, pendiente el director deportivo de la opinión de Al-Khelaifi (quien no asistió a la reunión) a través de sus ejecutivos.

No hubo acuerdo. Pero sí buena comunicación, tal y como afirmó a su regreso el directivo Bordas (“está más cerca”), para sentirse lo suficientemente optimistas en el Camp Nou. Y dejar en manos de Bartomeu ese asalto que se entendería definitivo.

Ahí se catapultó de nuevo el nombre de Dembélé, cuyo representante rebajó del mil al cien las posibilidades de permanencia del jugador en Barcelona, después de un encuentro con Abidal en el que escuchó directamente la disposición del club azulgrana a incluirle en las conversaciones. Y reapareció, a pesar de su inicial negativa, el de Rakitic para, otra vez, regalar la sensación de que todos los escenarios están abiertos.

A partir de aquí será la capacidad negociadora del presidente del Barça la que sentencie el asunto. El club azulgrana se enfrenta a una operación gigantesca, probablemente la de mayor envergadura desde el fichaje de Maradona en 1982. Aunque, a diferencia de entonces, acabe como acabe no todo el mundo estará satisfecho…

Y a todo esto, esperando al resultado del viaje de Bartomeu a Mónaco, acompañado de Òscar Grau y Eric Abidal, Neymar ya ha fichado... por ‘La casa de papel’.