<
>

El Barcelona asegura que el estado físico de Lionel Messi no genera "ninguna preocupación"

play
El Barcelona sigue entrenando para el reinicio de LaLiga (2:03)

El equipo de Quique Setién se mantiene trabajando en sus instalaciones, a la espera de la reanudación del fútbol en España. (2:03)

BARCELONA -- Lionel Messi no entrenó junto a sus compañeros el miércoles, oficialmente se quedó haciendo “trabajo específico”, pero no provoca “ninguna preocupación” en el Barcelona, de acuerdo con lo explicado a ESPN Digital por una fuente cercana al vestuario que salió al paso de una información de TV3 en la que se afirmaba que el capitán había sido sometido a una resonancia tras sufrir un pinchazo durante el entrenamiento del martes.

Según la televisión catalana, Leo fue sometido a una resonancia en la que se descubrió la existencia de una microrotura en el aductor de la pierna derecha tras las molestias del martes, razón por la que no entrenó en el campo junto a sus compañeros y que pondría en duda su presencia en el primer partido del Barça en la reanudación de la Liga, prevista para el 13 de junio en Mallorca.

Desde el club, sin embargo, se aseguró que Messi, el miércoles, “entrenó de acuerdo lo establecido en la ciudad deportiva, haciendo otro tipo de trabajo”, constatándose que no hay “ninguna preocupación” con su estado y sentenciando que “no tenemos ninguna noticia” respecto a que el jugador se hubiera sometido a una resonancia.

CUIDADOS
De momento, siendo este jueves jornada de descanso para la plantilla azulgrana y esperando a conocer, siempre que lo especifique el club, si el crack argentino se ejercita con normalidad junto a sus compañeros o continúa haciendo ese trabajo al margen del miércoles, lo que sí está claro alrededor del vestuario es la necesidad de extremar las precauciones físicas ante la exigencia del calendario que se le viene al equipo, con Messi puesto en el foco de manera particular.

El capitán azulgrana ya estuvo de baja al comenzar la temporada, tras lesionarse en el primer entrenamiento, durante cerca de dos meses y el pasado mes de febrero se apuntó que jugaba con molestias “en el muslo de la pierna izquierda”, por lo que los servicios médicos del Barcelona están muy pendientes de su estado, diseñándole un plan de trabajo específico para prevenir problemas.

De hecho, esta prevención y vigilancia intensiva se amplía a toda la plantilla atendiendo a los riesgos evidentes que se intuyen por la intensidad y exigencia que habrá en cuanto se reanude el campeonato liguero, con partidos cada 72 horas durante 38 días y que, como ya se vio con el regreso de la Bundesliga, amenaza con provocar varias lesiones musculares entre los futbolistas de LaLiga española.