<
>

Barcelona no podrá hacer fichajes si no tiene ingresos por venta de jugadores

play
Barcelona no tiene 'cash', por lo que el negocio con Lautaro se daría con trueque o venta de jugadores (2:21)

Moisés Llorens cuenta en detalle cómo se llevan las negociaciones entre el Barcelona y el inter por el fichaje de Lautaro Martínez. (2:21)

BARCELONA -- El Barcelona sólo podrá fichar durante el próximo mercado de verano con el dinero que genere a través de la venta de futbolistas o mediante el intercambio de jugadores, distintas fuentes del club catalán revelaron a ESPN.

El club que preside Josep Maria Bartomeu asigna cada verano un presupuesto de entre 60 y 75 millones de euros (más el dinero de las ventas) para reforzar la primera plantilla pero desde el Camp Nou admiten a ESPN que esa cantidad se ha visto reducida a cero debido a las perdidas económicas generadas por el coronavirus.

El Barça ha sido en los últimos años unos de los clubes más activos en el mercado y, por ejemplo, el pasado verano hizo una inversión superior a los 250 millones para fichar a Frenkie de Jong, Antoine Griezmann, Junior Firpo y Neto.

El club catalán preveía una remodelación similar de cara a la próxima temporada y, antes de la pandemia, estaba valorando la posibilidad de fichar a Lautaro Martínez, del Inter de Milán, Neymar, del PSG, un centrocampista, un lateral derecho y un central que pudiera convertirse en el sustituto a largo plazo de Gerard Piqué.

El Barcelona se ha visto obligado a variar su hoja de ruta inicial pero desde el club admiten a ESPN que, pese a la falta de liquidez, todavía esperan poder hacer algún fichaje ya sea con el dinero que generen con la venta de algunos futbolistas de la plantilla actual o mediante un intercambio.

Sin duda, Phillippe Coutinho es una de las grandes bazas en este mercado. Con el deseo de regresar a la Premier League, el Barça deseaba recuperar gran parte de lo invertido en su compra (120 millones de euros fijos más 40 en variables), aunque por una cifra cercana a los 80 millones podría salir del Camp Nou.

En este sentido, Lautaro ha adelantado a Neymar en la lista de prioridades para reforzar el ataque ya que en el club son conscientes de que fichar a ambos jugadores este verano será casi imposible.

Lautaro ve con buenos ojos su llegada al equipo de Lionel Messi pero en el Barcelona no se plantean en ningún caso pagar los 111 millones que figuran en su clausula de rescisión.

Dicha clausula solo tiene vigencia hasta el 15 de julio y en el Camp Nou esperan que, pasada esa fecha, los italianos se vean obligado a sentarse y a escuchar las nuevas propuestas del club azulgrana, que siempre pasarían por incluir jugadores y quiza algo de dinero que puedan obtener con la venta de jugadores.

El equipo catalán tampoco pierde la pista a Miralem Pjanic pero admiten que su llegada se ha complicado después de que Arthur Merlo se negara a entrar en una operación de intercambio.

El Barcelona pretendía que ambas operaciones fueran independientes para cuadrar la cuentas ya que la salida de Arthur hubiera contabilizado como una venta de unos 60 millones de euros.

El club sigue en conversaciones con la Juventus para intentarles convencer con otros jugadores como Arturo Vidal, Ivan Rakitic, Junior Firpo o Rafinha Alcántara. No obstante, como ya explicó ESPN, el Barcelona estaría dispuesto a negociar prácticamente con cualquier futbolista de la plantilla ya que solo Lionel Messi, Marc ter Stegen y Frenkie de Jong se consideran intocables.

Además, hay que recordar el Barça necesita ingresar cerca de 70 millones de euros antes del 30 de junio para cuadrar la proyección de ventas que hizo en el último presupuesto.

El retraso de las competiciones a causa del coronavirus también ha complicado esta necesidad del club ya que en el Camp Nou son conscientes de que anunciar la venta de algún jugador antes de que acabe la temporada podría ser contraproducente; pues podría darse el caso de que un jugador disputase las últimas jornadas de La Liga o algun partido clave de la Champions League sabiendo que ya la temporada siguiente no va a jugar en el Barcelona.

De una u otra manera desde el Camp Nou deslizan a ESPN que el equipo no podrá incorporar a ningun refuerzo en el verano si la dirección deportiva no consigue hacer algún intercambio o generar ingresos mediante la venta de jugadores.