<
>

Barcelona, cerca de recuperar a Piqué... Pero lejos del regreso de Ansu Fati

play
Koeman: 'Si alguien del Barça ha filtrado el contrato de Messi, no puede tener futuro en el club' (2:36)

El DT holandés pide que se investigue a fondo cómo pudo filtrarse el contrato de Messi en la prensa. (2:36)

BARCELONA -- Gerard Piqué cumple este martes 34 años en pleno acelerón de la recuperación de la lesión que sufrió el 21 de noviembre en el Wanda Metropolitano y su reaparición podría adelantarse en los plazos, no descartándose que pudiera estar incluso disponible para jugar ante el PSG el 16 de febrero, en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League.

Aunque los pronósticos apuntaban a que estaría alejado de los terrenos de juego hasta principios de abril, el central catalán ya se ejercita en los campos de la Ciudad Deportiva del club azulgrana y este mismo martes publicó en sus redes sociales un post en el que dejó patente su optimismo, incluso tocando balón y dando a entender que su vuelta está mucho más cercana de lo que se esperaba.

Aquejado de un esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y una lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, Piqué pasó consulta con varios especialistas antes de renunciar a ser operado y someterse a un tratamiento conservador para estar a punto en la recta final de la temporada, pero inmediatamente comenzó unos ejercicios de recuperación que al cabo de dos meses y medio desde la lesión le acercan a una reaparición tan inesperada como sorprendente.

ANSU, FRENAZO

Menos optimistas son las noticias con Ansu Fati. De acuerdo a una información del diario AS en el club se ha descartado que esté a punto para el partido de vuelta ante el PSG en el Parque de los Príncipes el 10 de marzo después de que la rotura del menisco interno de de la rodilla izquierda que sufrió el 7 de noviembre.

Operado dos días después de la lesión, el doctor Cugat estimó una baja "aproximada de cuatro meses", con lo que su reaparición en marzo ya se entendía en el mejor de los escenarios, pero en las últimas semanas su recuperación ha sufrido un frenazo que preocupa en el seno del club.

Acercándose a los tres meses desde la operación, Ansu debería comenzar a correr por el césped pero ESPN Deportes pudo confirmar de fuentes del Barcelona que el jugador se resiente de la rodilla cuando fuerza la intensidad de trabajo y no puede avanzar como se esperaría.

Desde el club no se quiso especular con la posibilidad de que el delantero pudiera volver a ser operado, esperándose a ver la evolución en las próximas semanas pero se sospecha abiertamente que, con suerte, no estaría en disposición de reaparecer hasta la parte final de la temporada.