<
>

Estoyanoff, sobre el año de Peñarol: "El 90% de la culpa la tendríamos que llevar los jugadores"

El nuevo jugador de Fénix habló sobre cómo fue la temporada del Carbonero. 1950foto.com

Fabián Estoyanoff, futbolista que quedó libre de Peñarol y rápidamente arregló su fichaje por Fénix, habló en Polideportivo de Teledoce sobre cómo se determinó su salida del Carbonero y cómo prevé su futuro inmediato en el equipo Albivioleta.

El "Lolo" dijo que la temporada que tuvo Peñarol no fue buena, y que seguramente lo único positivo a rescatar fuera el primer triunfo clásico en el estadio Campeón del Siglo y no haber tenido derrotas ante Nacional. En ese contexto, señaló que no es que esperaba su salida del club, pero sí veía venir que al no cumplir los objetivos deportivos era una posibilidad.

Dijo que habló con el presidente de Peñarol, Ignacio Ruglio, y que le comentó que estaba entrando poco en el equipo y que iba a haber un cambio en el club. “No le quise dar mucha vuelta al porqué. Como hincha y como jugador del club, sé que cuando no se consiguen las cosas, ya está. Mi salida no es por mal compañero o buen compañero, los resultados no se consiguen y hay que asumirlo. Duele, hice mi duelo, lloré, estuve rodeado de mi familia”, comentó.

Respecto a qué había ido mal en la temporada de Peñarol, dijo que los jugadores fueron “muy responsables del mal año”. “No culpo a ninguno de los tres entrenadores. Es la primera vez que me pasa en Peñarol de tener tres DT en un solo año, creo que da la pauta que el 90% de la falla fue de los jugadores. Cada uno sabe que más allá de que dimos el 100% no nos dio. Sobre quién falló, si los tres entrenadores, los dirigentes o nosotros, creo que nos tendríamos que poner a pensar que el 90% de la culpa la tendríamos que llevar los jugadores”, explicó Estoyanoff.

Además, señaló que fue muy importante la falta de público en las tribunas por el impacto que ello tiene en los jugadores. “Hay jugadores acostumbrados a jugar con la presión del público, de tener a la gente alentando, en los contrarios, en los árbitros y en uno mismo. Te da un plus y eso nos faltó. Es como si estuvieses en un entrenamiento, no jugás de la misma manera, sabés que es por los puntos, pero se siente. En el clásico con Mario (Saralegui) hubo trapos, fuegos artificiales, se le dio un folklore, ahí nos sentimos más con el apoyo de la gente”, indicó.

También reconoció que Ruglio le ofreció un puesto en club cuando se retire del fútbol ayudando en las divisiones formativas. Sin embargo, el extremo dijo que siente que todavía tiene mucho para dar en la cancha y quiere seguir jugando. “Algo que me movía era que tenía la posibilidad de venir a Fénix y desde los 12 años que estoy acá. Hay muchas cosas que me llenan el corazón, más allá de lo económico y lo futbolístico, siempre sentí que Fénix era la casa de mis padres y Peñarol es la casa que yo construí. Acá me dieron valores, enseñanza, respeto, códigos que se debe tener como ser humano”, agregó.

Consultado sobre si le gustaría que Cristian Rodríguez firmara con Fénix si se confirma su salida de Peñarol, dijo que “como compañero, hincha de Peñarol y amigo suyo, me encantaría que se quedara”, aunque reconoció que le encantaría volver a compartir vestuario con el “Cebolla”. “Ojalá él pueda continuar en Peñarol. Si no se da, es obvio que hablaremos porque me encantaría seguir jugando con él y seguir teniéndolo como compañero, aparte de todo lo lindo que podría ofrecer a Fénix”, comentó Estoyanoff.