<
>

La Novena: De peloteros de cristal, pechos fríos y los Toronto Blue Juniors

A pesar que la lesiones han evitado que Carlos Correa esté en la conversación sobre el mejor pelotero en las mayores, él no es de los que más se lesiona en MLB. Bob Levey/Getty Images

1. CARLOS CORREA ES DE CRISTAL. Esa fue mi primera reacción tras trascender que el excepcional pelotero boricua estará fuera de juego, entre 4 a 6 semanas, tras fracturarse una costilla mientras recibía un masaje (mejor no indagar en qué tipo de amasamiento provocó semejante lastimadura) en casa. Pero muchas veces la percepción primigenia suele estar sesgada. Y si bien, el campocorto de los Houston Astros no está en la conversación en torno a los cinco mejores jugadores de Grandes Ligas por las molestas, y reiteradas, lesiones, él no se encuentra entre los que más se lesionan en las últimas cinco temporadas. ¡Sorpresa! Según los colegas de ESPN Datos, Dustin Pedroia, Martín Prado, Francisco Cervelli y CC Sabathia son los que más visitas han hecho a la lista de lesionados de 2015 a la fecha.

2. DUSTIN PEDROIA ENCABEZA el listado en el que nadie quisiera estar. Y aunque no se debe confundir número de visitas con tiempo de inhabilitación, la situación presente del intermedista estrella de los Boston Red Sox, próximo a cumplir 36 años, es preocupante. Apenas ha podido jugar nueve partidos en las últimas dos temporadas y sus recientes declaraciones sobre el tema abren la puerta de par en par al retiro. Sin embargo, tal y como escribió el colega Buster Olney: "No (era) suficientemente grande. No suficientemente fuerte. No suficientemente rápido. Él nunca se rindió a nada de eso; demonios, se abrió camino con su extraordinaria coordinación mano-ojo, una implacable ética de trabajo y una arrogancia competitiva. (...) Nadie que pese alrededor de 155 libras debe batear para poder, pero él lo hizo. Después de temporadas de excelencia en el estado de Arizona, Pedroia se sorprendió al caer a la segunda ronda, porque en algún momento pensó que los prototipos no deberían importar y los resultados no deberían importarle. Cuando Pedroia llegó a Fenway Park por primera vez, se sintió molesto y prometió a los miembros de la oficina central de Boston que llegaría a las grandes ligas antes de que cualquiera de los 63 jugadores que seleccionados antes que él (...)" y así sucedió. Yo le doy el beneficio de la duda.

3. NO QUIERO SONAR rencoroso, pero no dejo de preguntarme ¿en qué situación estuviera Pedroia si Manny Machado no lo hubiera lesionado en una jugada intrascendente el 21 de abril de 2017? Colisiones y lesiones son parte del juego, de lo contrario estaríamos escribiendo de ajedrez, pero con los antecedentes de Machado da para pensar feo. Pedroia estaba forjando un camino al Salón de la Fama, ojalá no quede trunco por la mala sangre de otro.

4. ANTES DE LAS REDES SOCIALES solo unos pocos humoristas lograban que su trabajo fuera público. Ahora cualquiera puede exteriorizar sus "demonios humorísticos". Y de veras que hay mucho ingenio por ahí, aunque les confieso, prefiero no ser el objeto de estudio de estos hacedores de humor. El cubano Yoenis Céspedes imagino que sabrá por qué lo digo...

5. TORONTO BLUE JUNIORS, así bautizó un colega a la única franquicia de grandes ligas fuera de suelo estadounidense. Y no deja de tener razón. Los Blue Juniors cuentan en su alineación titular con tres hijos de ilustres peloteros. Dos de ellos debutaron esta temporada tras una estancia inicial en las menores: Vladimir Guerrero Jr y Cavan Biggio, mientras que Lourdes Gurriel Jr. arrancó como titular, pero pasó un tiempo en Triple A tras un comienzo lento. Vlad y Biggio conforman la primera pareja de peloteros de un mismo equipo cuyos padres son miembros del Salón de la Fama: Vladimir Guerrero (exaltado en 2018) y Craig Biggio (2015). En tanto, el progenitor de Lourdes, puede que no sea conocido en la pelota profesional estadounidense, pero en Cuba es considerado el pelotero más oportuno del llamado béisbol revolucionario (1959 al presente). Y era titular en el equipo Cuba que ganó 100 partidos de forma consecutiva en torneos internacionales entre finales de los años '80 y principio de los '90. Los tres ya dieron el primer paso: jugar en las mayores, ahora solo les resta salirse de la sombra de sus progenitores y labrar su propio camino a Cooperstown.

6. MURIÓ ESTA SEMANA Bill Buckner (1949-2019), posiblemente el inicialista más vilipendiado en los últimos 40 años. Cada reseña -sin excepción- sobre su fallecimiento hizo referencia a su error sobre una rolata por primera base en el Juego 6 de la Serie Mundial de 1986 contra los New York Mets, que impidió a los Boston Red Sox romper 'La maldición del Bambino'. Aquella jugada le persiguió toda la vida, a pesar de que fue un gran jugador y fiero competidor durante 22 temporadas. No era la época de las redes sociales y aun así las burlas y las críticas de los medios provocaron que Buckner y su familia tuvieran que marcharse de Massachusetts después de su retiro en 1990. Triste. Al final hubo reconciliación, pero el ejemplo de Buckner pone de manifiesto cuan injustos y despiadados pueden ser los fans y los medios.

7. SIGUIENDO CON EL TEMA, si bien los días de pago de un pelotero (atleta) profesional conllevan responsabilidades mayores que las nuestras, es inhumano arremeter despiadadamente contra quienes ejercen su trabajo bajo la lupa de millones de personas que, se creen más capaces, y está claro que no lo son. Hagamos un simple ejercicio: Imagínate realizando tu trabajo con 40 mil personas vociferantes, hacinadas a tu alrededor, haciendo catarsis de muchas de sus frustraciones diarias. Ponte por un minuto en el lugar del atleta. No digo que no critiques, simplemente me refiero a que seas respetuoso en la crítica, y sobre todo, te recuerdo que el deporte es un juego y lo juegan seres humanos que como todos nosotros somos propensos a cometer errores. Si después te quedan ganas de llamarle pecho frío o muertazo... es tu derecho, como también es mi derecho creer que no eres más que un frustrado de la vida.

8. EL MÁNAGER JOE MADDON, de los Chicago Cubs, no es santo de mi devoción. No comparto su manera de interpretar el béisbol aunque no dejo de reconocer que sabe en que aguas se mueve. Recientemente el hombre que dirigió a los Cubs a romper la maldición de la cabra no tuvo reparos para recomendar que el béisbol debería imitar el trabajo que realiza la NBA para promocionar a sus estrellas y atraer a un público joven a los estadios. "Estoy de acuerdo en que podemos hacer un mejor trabajo para promover a nuestros jugadores, no hay duda de eso. Tenemos muchas interesantes historias que contar sobre nuestros peloteros, y no creo que nuestros fans tengan esa misma oportunidad con nosotros que la que tienen con la NBA", dijo a NBC Sports. "La NBA definitivamente está atrayendo a un público más joven, no hay dudas al respecto. El hecho de que exista el brillo, el color y la velocidad, ni siquiera sé de qué se trata, francamente. No lo sé. Creo que el foco en él y la forma en que se promociona atrae a la generación más joven".

9. TENGO UN COLEGA de profesión que estima tanto a los sabermétricos -el mismo que tiempo atrás cité en esta columna y decía algo así como: "son unos nerds ataviados con camisas a cuadros, laptop en mano, mucha experiencia en el béisbol de playstation y una maestría jugando monopolio"- que jura y perjura que así como lució el martes 28 de mayo la empleada de los Chicago White Sox, Mary Ruich, lanzando lo que muchos consideran el peor pitcheo inicial de un juego de MLB (más malo incluso que los hechos por los raperos 50 Cents y Snoop Dogg) debe lucir un sabermétrico en un terreno de pelota. ¡Uf!