<
>

El Bayern Munich confirma que no comprará a Coutinho, pero no descarta su continuidad

play
VIDEO: Coutinho y su esposa se retan en una divertida "prueba" de equilibrio (0:52)

El jugador del Bayern y su pareja quisieron divertir a sus seguidores con este video en su cuenta de Instagram. (0:52)

BARCELONA -- El Bayern Munich no ejercerá la opción de compra acordada con el Barcelona por el fichaje de Philippe Coutinho, cedido esta temporada y a quien el club alemán podía quedarse en propiedad abonando 120 millones de euros. La decisión, ya oficial pero que se sospechaba desde hace meses, deja en el aire el futuro del jugador brasileño, atendiendo a que Karl-Heinz Rummenigge, director general del Bayern, no cerró la puerta a negociar, en otras condiciones, la continuidad del jugador.

“La opción expiró y no la hemos ejercido”, declaró Rummenigge a la revista Der Spiegel, aclarando que a partir de ahora “deberemos completar la planificación de la plantilla para la próxima temporada... y veremos si el jugador todavía puede tener un papel que desempeñar con nosotros o no”.

El Bayern acordó en el verano de 2019 la cesión por una temporada de Coutinho abonando 8.5 millones de euros al Barcelona y haciéndose cargo de su salario, estimado en unos 15 millones brutos, además de reservarse la opción de adquirirlo en propiedad por los 120 millones referidos que, en la actualidad de crisis por la pandemia del coronavirus, no son asumibles. “Pagar esas cantidades por jugadores no es ahora una opción”, sentenció el director general del club germano, a la espera de conocer las opciones que maneja el Barça con el futbolista.

FUTURO ABIERTO
Recuperándose de la operación a la que fue sometido en el mes de abril, Coutinho aún estaría en disposición de reaparecer en las últimas fechas de Bundesliga que este fin de semana disputa la segunda jornada desde su reanudación. A falta de conocer si Bayern y Barcelona negociarán prolongar la cesión hasta el mes de agosto, cuando se debe disputar lo que resta de Champions Legue, el futuro del jugador es una incógnita.

Con cartel en Inglaterra, destino que vería con buenos ojos el protagonista, el Barça estaría por la labor de traspasarle en su objetivo prioritario de minimizar pérdidas y atendiendo a que no es un futbolista, de entrada, prioritario, en sus planes deportivos.

Quique Setién valoró su reingreso en la plantilla de cara al próximo ejercicio pero esa es una opción que desde las oficinas no se contempla demasiado factible... Aunque, a la vez, se sospecha una quimera ingresar con un traspaso los aproximadamente 80 millones de euros necesarios para no generar pérdidas con él, aunque en las últimas semanas apareció en el plano la opción del Newcastle que, de momento, no ha ido a más.

Incluirle en una operación de trueque se entiende también altamente complicado por su alto cachet y a partir de ahí podría abrirse la puerta a una nueva cesión, posibilidad que no se descarta en el Camp Nou y que, a partir de las declaraciones de Rummenigge, haría factible su continuidad en el Bayern.