<
>

"Machillo" Ramírez rompe el silencio y da su opinión sobre Andrés Carevic

Óscar Ramírez dirigió a Costa Rica en la pasada Copa del Mundo de Rusia 2018, terminó su ligamen y desde ese momento se había mantenido en silencio. Getty Images

COSTA RICA -- Pasaron dos años para que el ex entrenador de la Selección Nacional de Costa Rica, Óscar Ramírez volviese a hablar hacia un Medio, luego de su paso por la Copa del Mundo de Rusia 2018, “Machillo” se alejó de los micrófonos por los constantes ataques hacia su persona, y su entorno familiar.

Óscar Ramírez brindó una amplia entrevista a la revista digital Centenario de Leyendas, donde recordó sus inicios en Alajuelense, su paso a la acera del frente, Deportivo Saprissa, y también hubo tiempo para recordar anécdotas junto a Walter Centeno, sin dejar de lado la opinión al actual proceso de Andrés Carevic en la Liga.

“El problema mío siempre fue lo chiquitillo” , rememora Óscar Ramírez haciendo referencia a la espera para poder debutar con la Liga, que al fin sucedió el 13 de noviembre de 1983 frente a San Ramón, un día que no se olvidará jamás, pues abandonó los estudios universitarios para dedicarse al fútbol, “la decisión más loca y arriesgada que he tomado en mi vida”, dijo el “Machillo”.

Carecterístico en su personalidad, Óscar Ramírez siempre recuerda su infancia y las dificultades que tuvo para poder salir adelante juntos a sus padres, menciona que tuvo que trabajar en un matadero de pollos, además que su último oficio antes de ingresar al fútbol profesional lo vivió en un restaurante junto a su padre.

Óscar Ramírez se llena de orgullo al platicar sobre su paso por Liga Deportiva Alajuelense, recuerda con gran alegría cómo consiguió cuatro campeonatos de Primera División, además de una Copa de Campeones de CONCACAF.

“El gol del 92, sin duda (28 de junio de 1992), porque fue muy definitorio, fue el único gol y significó un título”, así deja claro Óscar Ramírez su mejor momento en Alajuelense donde pasó la mayor parte de su tiempo como jugador, toda una década vestido como rojinegro que terminó con su paso al Deportivo Saprissa, un aconntecimiento que marcó esa época.

“Yo nunca medí el impacto de pasarme al otro lado. Cuando llegué a Saprissa nadie me hablaba…y la afición manuda claro que se enojó”, aseguró Óscar Ramírez, quien en su paso por el Monstruo también anotó en una fase final, en esta ocasión ante Alajuelense, ubicándose así como el primer jugador en ese momento en anotar para ambos equipos.

En aquel momento, Óscar Ramírez llegó a conocer a Walter Centeno, hoy entrenador del Deportivo Saprissa a quien reconoció que era un “cabeza dura” porque no le gustaba trabajar mucho su parte física.

“Mae, Machillo, esta vara es solo correr, no hay que correr tanto hay que tener la bola”. A lo que le respondí. Sí, claro, usted es muy buen jugador, pero cuando se encuentre otro igual que usted, del otro lado, que corra más, ¿quién va a ganar? Si Ud. no mejora la parte física, no va a hacer nada”, recordó Óscar Ramírez en la amplia entrevista a Centenario de Leyendas.

Para finalizar, Ramírez dio su criterio sobre el presente de Liga Deportiva Alajuelense, enfocado totalmente en el timonel Andrés Carevic y su actual rendimiento.

“Ojalá la pegue. Me gusta el liderazgo que ejerce y que no permita egoísmos. McDonald que estuvo conmigo, sabe que eso funciona así y que los nuevos deben entender que así tiene que ser”, finalizó Óscar Ramírez quien dirigiendo a Liga Deportiva Alajuelense alcanzó cinco títulos de Primera División.