<
>

Así narra Melissa Herrera sus días después de trágico accidente

play
Así vive Melissa Herrera su recuperación y proceso fuera de las canchas (1:13)

Los planes de un futbolista pueden cambiar radicalmente, y más cuando se trata de una lesión. (1:13)

Melissa Herrera tuvo que pasar en el hospital tras descomunal falta de Selma Bacha del Lyon

Melissa Herrera fue víctima de una salvaje falta en el duelo que disputó con el Stade de Reims ante el Lyon, esto encendió las alarmas, generó preocupación y tuvo que ser trasladada al hospital.

Todo ocurrió cuando trascendían los minutos agregados al complemento, en donde Selma Bacha, defensora del Lyon, protagonizó una entrada descomunal que impactó con su rodilla el rostro de Melissa Herrera, dejándola tendida sobre el césped.

Han pasado poco más de dos semanas desde ese golpe y Melissa Herrera ha narrado en ESPN Digital cómo han sido sus días de recuperación, los cuales requieren de mucha atención y cuidado.

“Todo pasó muy rápido, nadie se esperaba eso porque antes se decía que en el fútbol femenino no había tanta malicia. Era un balón que no significaba mucho, el partido ya acababa, apenas me dio tiempo como de taparme un poco. Me pegó su rodilla en la frente, fue algo aparatoso que no terminó peor”; comentó Herrera, de 23 años.

“Resulta que cuando abro los ojos veo todo borroso, no había ninguna cortada y eso fue de más atención porque se necesitó hacer resonancia y placas. Tenía morado donde me dolía. La ambulancia llegó. La parte más afectada fue el cerebro y por eso me quedé una noche en el hospital, por control”; añadió.

Melissa Herrera no tiene ningún resentimiento contra Selma Bacha ni tampoco considera que hubo mal intención, sino cree que su falta de madurez futbolística fue el detonante que la llevó a cometer esa terrible jugada.

“Selma es una joven de 19 años, ha estado casi que toda su vida en el Lyon, firmó a los 15 años su contrato profesional y no cualquier jugadora a su edad ha ganado tanto. Creo que es parte de la madurez, del crecimiento que aún no lo tiene pese a que juega con jugadoras más experimentadas. Ha estado apenada conmigo”; destacó.

Para Melissa Herrera estos días han sido un poco tristes porque llevaba una buena curva de rendimiento, estaba destacando con el Stade de Reims y, ahora al estar bajo días recuperación, aún no puede hacer trabajos grupales o individuales que requieran de mucha exigencia.

“Sentí muchísimo miedo, el dolor que tenía duró como 30 o 40 minutos, no era normal y los resultados no me los daban, entonces estaba en suspenso. Aún no he tocado balón, no me han dejado hacer nada en estas dos semanas. Me tiene muy triste porque durante la cuarentena me preparé mucho, estuve mentalizada en volver fuerte”; apuntó en ESPN Digital.

“Venía anotando en partidos previos al campeonato, con muchos pases buenos y recuperaciones. Me saca una lesión que realmente es injusto para mí. Me perdí el partido contra el PSG, que en lo personal son los que más quiero jugar. Ha sido durísimo, mentalmente me cuesta entender, pero todo es por el cuidado mío”; agregó.

Finalmente, Melissa Herrera precisó que “ primera semana sólo estuve en casa, no me dejaban encender la luz, estuve en terapia y me movilizaron un poco el cuello, daban nauseas, me sentía mal y, debido a eso, me hicieron nuevamente exámenes, donde se reflejó que había algo en el cerebro que aumentaba los dolores de cabeza, pero aquí sigo recuperándome”.