<
>

Alajuelense reconoce su grave 'pecado' a la hora de planear vuelta en Atlanta

play
¿Afectarán las polémicas bajas de Alajuelense en su próximo partido de Concacaf? (1:50)

Los manudos tuvieron problemas a última hora y tendrán que usar un once alternativo en su búsqueda por la clasificación. (1:50)

El presidente Fernando Ocampo afirma que se comunicaron con muchas organizaciones pero no lograron tener éxito en la gestión

La dirigencia de Alajuelense ya se dio por vencida en su afán de lograr de que los jugadores que tuvieron que quedarse en Costa Rica por irregularidades migratorias pudieran estar en el partido contra Atlanta United.

El presidente del conjunto rojinegro Fernando Ocampo, explicó que agotaron todas las vías posibles pero que no hubo forma de conseguir algún permiso especial para que los futbolistas Bryan Ruiz, Alex López, Barlon Sequeira, Ian Smith, Johan Venegas y Leonel Moreira pudieran estar en el duelo de este martes.

El jerarca reconoció que se comunicaron con la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol) Comité Olímpico Nacional (CON), así como con el Comité Olímpico de Estados Unidos, la CONCACAF y hasta el Consultado de Estados Unidos con tal de conseguir la excepción que se les permite viajar a deportistas de alto rendimiento pero alegan que no recibieron respuestas claras y que no lograron tener el visto bueno para llevar a sus figuras, por lo que encararán el duelo con los 16 hombres que tiene a disposición Andrés Carevic en este momento.

“En esta pandemia no hay experiencia que valga y a veces hay que remar contra corriente, yo puedo asegurar que hicimos hasta lo imposible por ir atendiendo los obstáculos pero se llega a un límite”, indicó Ocampo.

El jerarca reconoce que no previeron la situación y es que la única forma de haber contado con estos jugadores hubiera sigo negándoles asistir a sus selecciones nacionales en la fecha FIFA de marzo, como si lo previó el PSG al no dejar asistir a Keylor Navas al partido contra Bosnia-Herzegovina y que ellos nunca se imaginaron estar en esta situación hasta el momento de estar en aduanas y que a los jugadores se les denegara la salida del país pues no cumplían con las dos semanas de cuarentena para ingresar a Estados Unidos.

“Eso no se vio y repito por eso insisto, la experiencia queda es que posiblemente debimos haberle solicitado a la Federación que atendiera esos amistosos con otros jugadores, no solo sucedió en Costa Rica, sucedió en Honduras y es un elemento a considerar a futuro y habrá que conversar con los organizadores a futuro”, agregó.

El último intento casi sin esperanza fue enviar un escrito a la CONCACAF solicitando la posposición del compromiso, sin embargo, esta fue rechazada.

“Después de múltiples esfuerzos redactamos una carta en aras del Fair Play y equidad deportiva que se pospusiera el encuentro con poca esperanza, pero si queríamos dejar por escrito nuestra solicitud, nuestros argumentos a efectos de que la CONCACAF considerara suspender el encuentro, la CONCACAF entendió los planteamientos no podían pasar el partido”, explicó Ocampo.

Pese a que hay frustración a nivel de dirigencia, en el área deportiva, Fernando Ocampo asegura que el grupo está motivado y que irá a dar su máximo esfuerzo en el compromiso de este martes, el cual desde el inicio van con el marcador en contra por lo ocurrido en la ida que terminó 0-1 en favor de Atlanta United.