<
>

Andrea Vargas regresa a competencias y calma sus ansias por asistir a Juegos Olímpicos

play
Los valores puriscaleños que mantienen a Andrea Vargas en lo más alto del atletismo (1:04)

Las enseñanzas que le dieron de pequeña en su pueblo natal son hoy los enstandartes para su éxito. (1:04)

Luego de más de un año sin actividad, la vallista está de vuelta en las carreras para llegar en la mejor forma a Tokio

La atleta costarricense Andrea Vargas tiene motivos para estar feliz, ya que regresó a competencias desde hace dos semanas y ha estado enfocándose en volver a tomar ritmo previo a su participación en los Juegos Olímpicos.

En sus redes sociales, la vallista ha estado informando que luego de más de un año inactividad ya regresó a correr en eventos oficiales y se siente feliz con todo lo que está pasando pues ha pasado de la incertidumbre de la pandemia a poco a poco ir amoldando su vida deportiva a la nueva normalidad.

Andrea Vargas es una de los cinco deportistas de Costa Rica que tienen con un campo para competir en Tokio, su clasificación la consiguió desde los Juegos Panamericanos de Lima 2019 cuando logró hacer una marca de 12.75s en la semifinal y posteriormente obtuvo una histórica medalla de oro.

Aunque esto es pasado para la atleta, se siente muy orgullosa del camino que ha recorrido y todavía tiene muchas metas por delante, hacer una digna participación en los Juegos Olímpicos es una de ellas pero lleva todo con calma, pues no puede dejar que la ansiedad le gane, por eso se concentra en su presente y vive el día a día.

En sus conversaciones siempre sale a relucir su orgullo de provenir de una tierra próspera como lo es Puriscal, San José y de alguna forma representar a su pueblo cuando está en la pista compitiendo y también en los entrenamientos .

“Yo he estado teniendo calma durante este proceso enfocada en el objetivo de Juegos Olímpicos, a veces uno se siente más ansioso de la cuenta y no se va a ganar nada con eso, vamos con la calma de hacer los entrenamientos bien y estoy feliz de ser puriscaleña y no solo representar a Costa Rica sino al pueblo puriscaleño”, comentó en entrevista con ESPN.

Faltan pocos meses, la espera ha sido larga pero cada día que pasa es un día del que se siente más cerca de estar en el escenario deportivo más grande del mundo y sabe que tiene las condiciones para hacer un buen trabajo.

"Me siento demasiado emocionada, me siento muy feliz de poder asistir a estos juegos y también Creo que va a ser aunque sea, un poco diferente, pero por lo menos poder asistir y de representar Costa Rica va a ser un sueño hecho realidad”, manifestó.

Andrea Vargas sabe que puede tener un privilegio extra al que muchas otras competidores tienen en unos Juegos Olímpicos y es que su hermana Noelia también está muy cerca de ratificar su presencia en estas justas en los 20.000m marcha. Ambas son entrenadas por su mamá Dixiana Mena y juntas se apoyan a salir adelante.

“Ella se están preparando para seguir ese camino y bueno yo espero que también en familia podemos lograr eso que sería también un gran orgullo al nivel de representación de Costa Rica", agregó.

Andrea Vargas reside en Portland, Oregon en Estados Unidos y allá se entrena en una pista con las condiciones necesarias, sin embargo, sabe lo que es entrenar en asfalto desde toda su vida y esto le ha forjado el carácter para ser una mejor deportista y durante esta pandemia supo lo que es entrenar en las calles de su barrio, todo con tal de no dejar que las adversidades se interpusieran en el camino a cumplir sus sueños.