<
>

Ansu Fati seguirá en el Barcelona la próxima temporada

play
El inicio de Messi en el Barcelona (1:39)

Jordi Blanco cuenta detalles de cómo comenzó todo para el crack argentino en el club blaugrana. (1:39)

BARCELONA -- Ansu Fati seguirá en el Barcelona la próxima temporada, alternando si es necesario entre el primer y segundo equipo, pero con plaza fija en los entrenamientos de la primera plantilla, a cuya dinámica se incorporó a principios de este curso, con su fulgurante aparición coincidiendo con las lesiones de Leo Messi y Luis Suárez.

El Barça, confirmó a ESPN Deportes una fuente del propio club azulgrana, no contempla a día de hoy la cesión del joven delantero, al que se quiere mantener el control de su progresión directamente en una decisión consensuada por el cuerpo técnico de la primera plantilla y el área deportiva dirigida por Eric Abidal, contando ambos con el beneplácito de los dirigentes de la entidad, que ven en el canterano a una figura en ciernes.

Aunque el equipo azulgrana cuenta en la plantilla con una nómina de delanteros formada por Messi, Griezmann, Suárez, Dembélé y Braithwaite y se plantea la incorporación de una primera figura como refuerzo, aun conociendo las adversidades económicas a las que se enfrenta que dificulta de manera evidente el tan cacareado fichaje de Neymar y, aunque en menor medida, el publicitado de Lautaro Martínez, se sostiene que la permanencia de Fati no tiene discusión atendiendo a las grandes expectativas que hay en él.

En este sentido, y evitando ninguna comparación desde el punto de vista deportivo, se recuerda que en su día, en 2005, Leo Messi, recién cumplidos los 18 años, estuvo cerca de ser cedido al Espanyol y que solo una majestuosa actuación frente a la Juventus en el trofeo Joan Gamper frenó esa salida, permaneciendo en el equipo, de la misma manera que ocurrió antes con Puyol, quien tuvo un pie en el Málaga, o con Xavi e Iniesta. Canteranos todos ellos y que no en todos los casos se asentaron inmediatamente en las alineaciones.

En el Barcelona se cuenta con que Ansu continúe entrenando con el primer equipo y pueda reforzar al filial de manera puntual, cuando no entre en la convocatoria, entendiendo que a su edad, 17 años, aún está en periodo de formación, también a nivel físico, y se le quiere controlar de cerca.