<
>

Lenglet podrá ser considerado por el Barça en la Champions

play
Barcelona cierra LaLiga con un paseo sobre Alavés en una tarde inspirada de Messi (1:10)

Lionel Messi participó en los 5 goles del Barça en la goleada ante Alavés en el último partido de LaLiga. (1:10)

BARCELONA -- Clement Lenglet no sufre ninguna rotura muscular y estará en condiciones de jugar con el Barcelona frente al Napoli en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions que debe disputarse el 8 de agosto en el Camp Nou.

El central francés, que se retiró por decisión propia el domingo durante el último encuentro liguero del equipo azulgrana ante el Alavés al notar dolores en la ingle, fue sometido este lunes a diversas pruebas médicas que confirmaron que solo sufre molestias en la ingle derecha, de las que se tratará durante los próximos días.

El Barcelona emitió un comunicado médico en el que explicó que Lenglet "sufre molestias en la ingle derecha, de las que realizará tratamiento durante los próximos días", solventando como muy oportuna su propia decisión de salir del partido de Vitoria "inmediatamente" en cuanto notó un pinchazo para no agravar la lesión, contrariamente a lo que sucedió con Griezmann en Valladolid, que permaneció en el campo tras el primer síntoma y sí agravó esas molestias.

La prácticamente segura recuperación del central francés es la mejor noticia para Quique Setién, que deberá preparar el encuentro frente al Napoli con las bajas seguras de los sancionados Sergio Busquets y Arturo Vidal, además de Martin Braithwaite, que no está inscrito, y la prácticamente confirmada de Samuel Umtiti, lesionado en la rodilla izquierda y sin plazo para volver a los campos.

GRIEZMANN Y DEMBÉLÉ

Quedan dos casos más por concretarse, uno con mejores perpectivas y el otro muy en el aire... Prácticamente pendiente de un milagro.

El primero es Antoine Griezmann, recuperándose de una lesión en el cuádriceps de la pierna derecha que sufrió en Valladolid y de la que debería estar a punto en un plazo de entre dos y tres semanas, llegando a tiempo para entrar en los planes del entrenador el ocho de agosto.

Menos probable se entiende el caso de Ousmane Dembélé, quien sufrió en febrero una rotura completa del tendón proximal del bíceps femoral de la pierna derecha, estimándose su periodo de baja un mínimo de seis meses, por lo que su recuperación total para el partido ante el Napoli, aunque ya comenzó a ejercitarse en la ciudad deportiva, se considera muy difícil.

Ante este panorama, es seguro que Setién, quien afrontaría el duelo ante el equipo italiano con 15 jugadores del primer equipo, contará con la presencia de Ansu Fati, Riqui Puig y Ronald Araujo.