<
>

¿Cuándo y por qué Kylian Mbappé eligió a París Saint-Germain sobre Real Madrid?

play
Pochettino habla sobre la decisión de Mbappé (2:38)

El entrenador argentino destaca la identidad del jugador con la ciudad de Paris. (2:38)

La telenovela sobre el futuro del delantero francés llegó a su fin el sábado, estos son los momentos críticos que llevaron a su decisión

Al final, al igual que una carrera por el título o la final de la Copa del Mundo, fue una saga que duró hasta el final. Después de cortejar ofertas astronómicas de su club actual, Paris Saint-Germain, y los gigantes de LaLiga, Real Madrid, Kylian Mbappé tomó la decisión de quedarse en la capital francesa y ahora tiene la oportunidad no solo de construir su propio legado, sino también construir el proyecto a su alrededor.

Este lunes habló sobre su creencia en el "proyecto" del PSG en lugar del dinero en la oferta: "Dejar mi país no era lo correcto. Hay un aspecto sentimental en esto y el proyecto deportivo ha cambiado, también". Pero, ¿cómo llegamos aquí?, ¿cuál fue el momento crítico en las negociaciones?, y ¿qué sigue para ambos equipos?

Julien Laurens, Rodrigo Faez y Alex Kirkland de ESPN cuentan la historia.

Mbappé consigue las llaves del PSG

Después de meses de conversaciones, negociaciones, momentos de cambio de opinión, giros, reuniones, ofertas enormes, incertidumbres y dudas, Mbappé esperó hasta el final y tomó su decisión por sí mismo. Por su cuenta.

Escuchó las opiniones de su mamá, Fayza, y su papá, Wilfried; consultó con su abogada, Delphine Verheyden, e incluso recibió llamadas telefónicas de Emmanuel Macron, el presidente francés, quien le pidió que se quedara en París. Recibió mensajes de algunos de los hombres más poderosos de Francia, todos diciéndole lo mismo.

En los últimos días previos a su elección, su madre viajó a Qatar para reunirse con la cúpula del PSG, mientras que Mbappé pasó un día en Madrid. Todo se había ido construyendo hasta este momento desde enero, cuando ESPN informó sobre el repentino optimismo del PSG de poder extender el contrato de Mbappé. El delantero dijo a ambos clubes en febrero que lo haría a su manera en cuanto a plazos, tiempos y formas de decidir. La semana pasada, las ofertas finales de ambos clubes estaban sobre la mesa, y estaba contento con ambos, pero ninguno de los clubes sabía cuál sería su decisión.

El Real Madrid ha intentado fichar a la estrella de Francia desde que tenía 11 años, haciendo intentos de persuadirlo varias veces (2011, 2016, 2017, 2021 y nuevamente este verano) durante los últimos 12 años. Al final, el club francés necesitaba que se quedara. Los propietarios del PSG con sede en Doha no podían soportar la idea de no tener a la estrella más grande jugando para ellos mientras Qatar es la sede de la Copa del Mundo a finales de este año. Y aunque ambos clubes creyeron en algún momento que se uniría al otro lado, finalmente decidió quedarse en París. No fue una decisión fácil, pero sintió que era la adecuada para él.

Entonces, ¿cómo funcionará el acuerdo? A los 23 años, ahora Mbappé es el jugador mejor pagado del mundo. Recibió un contrato de tres años, un salario de 57 millones de euros netos por temporada, varios bonos por un valor potencial de 300 millones de euros durante los tres años del contrato, dijeron las fuentes a ESPN FC. Pero lo más importante ni siquiera es económico.

El PSG le ha dado las "llaves" del club. Tendrá, y ya ha tenido, su opinión sobre la elección del entrenador, del director deportivo y probablemente también de los jugadores del equipo. Mbappé quería ser la cara, la cabeza y el corazón del proyecto del PSG, y le han abierto el camino para que pueda serlo.

A partir de aquí, le queda mucho por hacer en el Parque de los Príncipes: batir el récord de Edinson Cavani como máximo goleador de la historia del club (está a sólo 29 goles), ganar la primera UEFA Champions League del PSG, ser Jugador del PSG durante los Juegos Olímpicos del 2024 en la capital francesa y muchos más. El nuevo capítulo comienza ahora. -- Laurens

Los próximos pasos del PSG

Con la renovación de Mbappé vendrán muchos más cambios en el PSG, y el efecto no tardó en extenderse por todo el club.

Mbappé ya no quería trabajar con Leonardo, y el sábado por la noche, solo unas horas después del anuncio oficial de la renovación del delantero, el PSG le dijo al director deportivo que estaba despedido. Para reemplazarlo, como reveló ESPN el sábado por la tarde, Mbappé propuso el nombre de Luis Campos.

Ambos trabajaron juntos en AS Mónaco, donde Campos siempre protegió al joven prodigio. (Mbappé se incorporó al equipo juvenil del club en el 2013 y se abrió camino hasta el primer equipo en el 2016). Eran muy unidos entonces, y todavía lo son, y el portugués es considerado el mejor buscador de talentos y reclutador del fútbol europeo.

Campos también estaba esperando una oportunidad como esta; tras tres años como director de futbol del Mónaco y otros tres en el Lille, llegará a la capital francesa tras un breve paso asesorando al Celta de Vigo.

Las fuentes le dijeron a ESPN que Campos probablemente se habría unido al Real Madrid (pasó un año como cazatalentos del Real Madrid en 2012-13) si Mbappé hubiera decidido ir al Bernabéu; en cambio, se espera que se reencuentren en París.

play
2:15

Manu Martín: 'Mbappé, de héroe a villano en Madrid'

El análisis sobre el sentir en la capital española y la afición merengue luego de la negativa de Mbappé de jugar por el Real Madrid.

Una de las primeras tareas que le esperan a Campos será remodelar este equipo, ya que los campeones de la Ligue 1 necesitan desesperadamente ingresar dinero. También tendrá que reclutar inteligentemente, aunque la decisión de quedarse de Mbappé podría cambiar todo para algunos jugadores en el radar del PSG. Según los informes, el mediocampista Aurelien Tchouameni, que está siendo perseguido por el Real Madrid y Liverpool, está considerando la oferta de los parisinos más seriamente que antes. Ousmane Dembele no tiene contrato en Barcelona este verano y, de repente, la posibilidad de unirse a su gran amigo Mbappé en París es una propuesta muy interesante. Paul Pogba está en la misma categoría, considerando la oportunidad de formar algo especial con sus compañeros de la Selección de Francia más cerca de casa.

Mbappé quiere una plantilla más equilibrada que la actual debido a los malos resultados en Europa, pero ¿significa eso que quiere fuera a Neymar? El brasileño ciertamente está bajo presión. En Doha no han quedado satisfechos con sus actuaciones esta temporada, ni tampoco con su estilo de vida. Pero firmó un nuevo y costoso contrato en mayo pasado, lo que significa que sería difícil deshacerse de él.

Luego está la cuestión del entrenador. Las fuentes le dijeron a ESPN que es cada vez más probable que Mauricio Pochettino sea despedido ya que el PSG busca comenzar este nuevo capítulo con otra persona. Más allá de eso, la lista es larga y variada: Julen Lopetegui, Marcelo Gallardo, Christophe Galtier, Joachim Low, Antonio Conte y Thiago Motta han sido mencionados, con más candidatos todavía por agregar. Zinedine Zidane, quien tampoco quería trabajar con Leonardo, sigue siendo la opción preferida, pero el ex entrenador del Real Madrid será difícil de convencer, especialmente después de esta batalla con su propio club por Mbappé.

El otro candidato principal al momento es Ruben Amorim. El joven entrenador del Sporting de Lisboa, de 37 años de edad, ha hecho un increíble trabajo en la Primeira Liga de Portugal ganando la liga la temporada pasada y jugando bien en la Champions League. Luis Campos cree en él y lo quiere en París, aunque tiene una cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

Los próximos días serán cruciales, pero como parte de su nuevo contrato, Mbappé será una parte importante en el proceso de toma de decisiones. -- Laurens

El error estratégico del Real Madrid

Se suponía que Mbappé sería la base del nuevo proyecto deportivo del Real Madrid. Su búsqueda ha dictado toda la estrategia de traspasos del club no solo este verano, sino también en años anteriores. El gasto limitado del Madrid (Eduardo Camavinga es el único jugador del primer equipo por el que han pagado desde el 2019) se diseñó pensando en Mbappé, ya que su relativa austeridad le dio al Madrid los fondos para hacer ofertas por él por valor de hasta 200 millones de euros el verano pasado.

También permitió al club hacer, según las fuentes, una oferta sin precedentes a Mbappé este año. (El Madrid se resistió a darle poder de opinión a nivel ejecutivo, pero estuvo de acuerdo con darle el 100 por ciento de sus derechos de imagen y un salario significativo: el club estaba dispuesto a pagarle alrededor de 130 millones de euros como bono por firmar, más un salario significativo).

Sin embargo, construir toda una estrategia con la creencia de que Mbappé mantendría su palabra y resistiría la presión del PSG ahora parece un error estratégico flagrante, y el momento también es terrible. El único fichaje comparable en términos de edad, perfil y proyección, Erling Haaland, también está fuera de su alcance, al menos por ahora, tras ser firmado por el Manchester City. El Madrid estaba interesado en Haaland, pero Mbappé siempre fue su máxima prioridad. El internacional noruego podría haber sido perseguido de manera más agresiva si el club hubiera sabido cómo terminaría la saga de Mbappé.

Lo cierto es que con el escozor del rechazo de Mbappé todavía fresco, incluso el Real Madrid no sabe exactamente cómo va a reaccionar. Pero nadie duda de que reaccionarán. Podría decirse que quedarse sin Mbappé es más un golpe en términos de imagen y prestigio más que en términos futbolísticos --la progresión de Vinicius Junior significa que un delantero del lado izquierdo normalmente no sería una prioridad-- pero se necesitará una acción que acapare los titulares para mitigar algo del daño causado y volver a tomar la iniciativa.

Hay diferentes enfoques disponibles para ellos: el club podría buscar la firma de otro jugador de élite, incluso si no puede igualar el poder estelar de Mbappé, o dividir el dinero que se había asignado al acuerdo de Mbappé entre un puñado de fichajes relativamente más pequeños para fortalecer múltiples áreas del equipo. Tchouameni del Mónaco ha sido un candidato en el centro del campo, y el dinero de Mbappé ayudaría al Madrid a competir por su firma con los rivales de la Premier League de Inglaterra. (También podría ser una oportunidad para limpiar la imagen contra el PSG, que también está interesado en el joven mediocampista).

En ataque, se vincularán una serie de nombres como alternativas de Mbappé. ¿Podría el Madrid revivir su interés anterior en el objetivo del Barcelona, Robert Lewandowski? ¿Qué hay del extremo sin contrato del Barça, Dembélé? ¿O Mohamed Salah del Liverpool? ¿O Harry Kane del Tottenham Hotspur? En este momento, esos nombres son meramente especulativos ya que el club se centró únicamente en conseguir a Mbappé. Una vez que disputen la Final de la Champions League con el Liverpool, el Madrid se pondrá a trabajar en la planificación de la vida sin Mbappé. -- Kirkland y Rodrigo Fáez