<
>

Una gran ventana de pases le brinda a PSG una increíble oportunidad de gloria en la Champions League

play
Hay varias incógnitas que genera el PSG con el equipazo que está armando (2:31)

Barak Fever plantea algunos cuestionamientos sobre el PSG para esta temporada, a pesar del gran equipo que está formando. (2:31)

"¿Grandes fichajes? Haremos algunos, haremos algunos".

Mientras Nasser Al-Khelaifi responde una pregunta de L'Equipe sobre los pases de verano, el presidente de Paris Saint-Germain tiene una gran sonrisa en el rostro. Es mayo, y la temporada acaba de terminar. Ya todos están pensando en la ventana de pases. ¿PSG realmente podrá fortalecer su plantel? ¿Cuánto puede gastar? ¿A quiénes ficharán?

Unos dos meses más tarde, vale decir que Al-Khelaifi no estaba mintiendo.

Los grandes fichajes están aquí, y las compras aún no han terminado. Georginio Wijnaldum, Achraf Hakimi, Sergio Ramos y Gianluigi Donnarumma son las caras nuevas de PSG, y aún hay figuras en las que el club está interesado. Paul Pogba es la prioridad en el mediocampo, según las fuentes le informaron a ESPN la semana pasada. Moise Kean sería bienvenido mediante un nuevo préstamo si Everton acepta. Eduardo Camavinga, estrella de Stade Rennes, es una alternativa a Pogba si Les Parisiens no logran incorporar al ganador del Mundial 2018. Joaquín Correa, delantero de Lazio, es un jugador que tanto al director deportivo Leonardo como al DT Mauricio Pochettino les gusta mucho, según informaron las fuentes.

Y, no por nada, PSG estaba decidido a probar suerte con llevar a Lionel Messi a la capital francesa. Eso ha quedado en la nada, dado que las fuentes le informaron a ESPN que el argentino pactó un nuevo contrato con Barcelona, pero la intención estuvo.

ESPN informó en febrero que el club apuntaría a los agentes libres. Y PSG hizo precisamente eso con Wijnaldum, Donnarumma y Ramos. Podría decirse que es la mejor lista de la historia de agentes libres fichados por el mismo club en la misma ventana. Además, extendieron su búsqueda a jugadores con un año de contrato por delante, lo que podría representar un gran valor y buenas oportunidades, como Pogba y Camavinga.

Hakimi es la única excepción. Inter de Milán necesitaba recaudar fondos moviendo al internacional de Marruecos, de 22 años, y PSG estaba en busca de un lateral derecho. Probablemente sea el mejor de Europa en su posición, y €60 millones es un precio justo.

No olvidemos que durante la temporada Neymar (hasta 2025) y Ángel Di María (2022) también renovaron sus contratos, así como Juan Bernat (2025) y Julian Draxler (2024).

Leonardo estaba bajo presión. Tenía que terminar con una ventana de pases exitosa. Todavía queda mucho camino por recorrer, en especial para encontrarle nuevos hogares a los jugadores que ya no figuran en los planes de Pochettino, pero hasta ahora ha superado las expectativas con los jugadores que ha sumado. Pochettino está muy contento con la fortaleza del equipo. Algunos se irán (Mitchel Bakker ya se sumó a Bayer Leverkusen, mientras que Leandro Paredes, Pablo Sarabia, Ander Herrera, Layvin Kurzawa y Thilo Kehrer están disponibles) pero el potencial de este escuadrón ya es amedrentador.

Por supuesto, las nuevas incorporaciones, en especial las de renombre, por lo general suman tensión en el vestuario. El arquero, Keylor Navas, no se mostró muy contento con la llegada de Donnarumma, quien será un competidor directo por su lugar en el equipo. Tras una muy buena campaña, el vice capitán costarricense no comprende la razón por la que han reclutado a otro portero. Presnel Kimpembe quedó igual de molesto ante la llegada de Ramos, que no estará allí para sentarse en la banca.

"Nunca dejaremos de ser ambiciosos", comentó Al-Khelaifi. Después de dos veranos tranquilos en el mercado, PSG quería enviar un mensaje. Después de perder la final y la semifinal de la Champions League en años consecutivos, querían demostrar a los demás grandes clubes europeos que quieren pisar fuerte, sobre todo después de que las regulaciones del fair play financiero se relajaron un poco.

También querían demostrarle a un tal Kylian Mbappé quién era este equipo. Las negociaciones para cerrar un nuevo contrato siguen en marcha, y la competitividad del equipo siempre ha sido un tema central. El mensaje de Mbappé, que está en el último año de su contrato, podría resumirse en: "muéstrenme que podemos construir un equipo capaz de ganar la Champions League". Para convencerlo de que se quede, eso es lo que están haciendo. El francés está impresionado con las incorporaciones, y cree que Pochettino podrá hacer de este equipo algo realmente especial. Pero él todavía no ha firmado un nuevo contrato.

Hasta ahora, PSG está ganando esta ventana de pases. Pero, de todas maneras, la sensación dentro del club y del departamento de reclutamiento es que la compra de jugadores todavía no ha terminado y aún habrá más incorporaciones.

Hace diez años, Qatar Sports Investments se hizo cargo del club y desde entonces ha estado detrás de la Champions League. Hay una firme creencia de que con Pochettino al mando y con un escuadrón tan fantástico a su disposición, además de las experiencias de las últimas dos temporadas, nunca han estado tan cerca de poder lograr ese objetivo.