<
>

Jorge Campos: 54 años de una leyenda contada a colores

play
Jorge Campos, un portero que llamó la atención por sus uniformes (3:07)

Rafa Ramos analiza al exportero mexicano quien se dio el lujo de jugar como portero y delantero y que pasó a la historia del futbol mexicano y mundial. (3:07)

CIUDAD DE MÉXICO -- Jorge Campos fue partidario de la modernidad cuando el mundo y el futbol caminaban a la par de la tradición. Se convirtió en el primer portero que usaba el ‘9’, y en el primer delantero en portar el ‘1’.

Hombre de pocas palabras y de muchas sonrisas. Un personaje que revolucionó la forma de jugar la posición de guardameta en México; el mismo que se atrevió a diseñar sus uniformes con colores estridentes y se los presentó al mundo en Estados Unidos 1994.

Esta leyenda viviente del futbol mexicano cumple 54 años este 15 de octubre, y contrario a lo que podría suponerse de un personaje que irradia alegría, no es afecto a celebrar esta fecha.

Para este personaje que cuando era niño disfrutaba montar los caballos de su abuelo ‘Cunco’ en la playa, el surf, y por supuesto el futbol, la felicidad debe estar presente en todo momento.

“Realmente mis padres me inculcaron que tengo que disfrutar la vida, que tengo que ser feliz, que tengo que ser amable, tener educación. La alegría es lo que todos debemos tener, pase lo que pase, hay momentos difíciles en la vida y en el futbol, más en la en la vida todos pasamos momentos difíciles, pero hay que superarse.

“Y en el futbol, imagínate cuando pierdes una Final, cuando te meten gol, cuando te equivocas, entonces a veces hay que disfrutarlo hasta cuando pierdes porque hay que felicitar al equipo que jugó muy bien y no te queda de otra que regresar a la cancha, al entrenamiento y tratar de crecer más para que no te pasen cosas o para que no pierdas, pero siempre he sido un tipo alegre, porque no tengo que estar triste, estamos bien, tenemos todo, juego futbol, puedo correr, saltar, no tengo por qué estar callado”, dice Jorge en entrevista con ESPN Deportes.

Jorge considera que se le ha estigmatizado como un tipo bromista, sin reparar que más allá de su personalidad siempre fue un profesional como futbolista y mantiene esa postura a la fecha en las distintas actividades que realiza.

“A veces se me critica que no soy serio, y la gente que realmente me conoce sabe quién soy, y los que están cerca de mí saben lo responsable y cómo soy, no porque te estés riendo no quiere decir que no sea serio. Eso ha sido un poquito difícil porque mucha gente dice ‘tú no tomas nada en serio’. ¿Me fue muy mal en mi carrera entonces porque no tomé nada en serio? No porque me esté riendo quiere decir que no tome las cosas en serio.

“Lo que pasa es que la gente siempre está seria, yo le diría por qué no disfrutas la entrevista, por qué no disfrutas estar aquí, siempre estamos enojados, por qué no es al revés, si te ríes y disfrutas puedes hacerlo si la cosa es seria. Entonces si así me fue increíble… Mejor hay que reírse y disfrutar el momento”.

ENTRENADOR O POLÍTICO

Desde hace varios años Jorge se desempeña como comentarista deportivo en TV Azteca, y asegura que disfruta esta faceta, pero en lo absoluto cierra la puerta a la posibilidad de convertirse en director técnico o incluso incursionar en la política.

“Nunca lo dije en broma: quiero ser técnico de la selección y ¿cuál es el problema? Lo voy a decir enojado para que me crean.

“He tenido ofertas de equipos, porque venía de un aprendizaje en 2002, 2004, en 2006 me fui con Ricardo (La Volpe) a la Selección, vas a Europa y te preparas, vas para acá, vas para allá, a todos los entrenamientos de los grandes equipos donde te invitan, yo no necesito que me saquen fotos para decir que estoy en tal lado para aprender, no tengo redes sociales…

“Entonces el día que se presente lo voy a hacer con muchísimo gusto pero un proceso largo, me gusta estar involucrado en el futbol, entonces si no es así que pueda pensar que un equipo se pueda armar a largo plazo, es difícil que lo acepte”…

Acerca de la posibilidad de entrarle a la política como Cuauhtémoc Blanco, actual gobernador de Morelos, y algunos otros exdeportistas, Campos deja entrever que le han hecho ofrecimientos en su estado, Guerrero, pero de momento no los ha tomado.

“Se ha hablado mucho de la política y no voy a decir “no, no, no”, porque al rato a lo mejor sí”…

NEGATIVAS A LA SELECCIÓN

Convocado a la Selección Mexicana de Futbol 11 años ininterrumpidos, titular en los Mundiales de Estados Unidos 94 y Francia 98, ganador de la Copa Confederaciones de 1999, entre muchos otros logros, Jorge Campos sentencia que no hay nada mejor para un futbolista que vestir la playera de su país.

“Jugar un Mundial escuchando el himno o representar a México es lo más especial que puedes tener, el himno nacional, vestir la camiseta de México, representar a tu país, eso no lo puedes comparar con nada lo que se siente cuando estás cantando el himno en el estadio, con tu bandera”.

Es por ello que hoy no entiende que algunos clubes se nieguen o condicionen el ceder a sus jugadores al Tricolor.

“Es triste, es lamentable que a gente que ha estado en la Selección no la presten, que algunos no quieran participar… Es México y hay que darlo todo, no se les olvide”.

¿OCHOA O ÉL?

Le da risa la comparación pero no es ajeno a ella. Pese a que no tiene redes sociales, está al tanto que una de las preguntas recurrentes en medios de comunicación y afición es ¿quién es el mejor portero mexicano de la historia, Jorge Campos o Guillermo Ochoa?

“Compararme con él o con otros, porque también estuvo Oswaldo (Sánchez), ’La Tota’ (Carbajal), ‘Conejo’ Pérez o (Chuy) Corona, es algo que nunca me ha gustado…

“De todos modos y lo he dicho, para mí el mejor portero que ha tenido México es Pablo Larios (q.e.p.d.)”.

Jorge Campos fue un revolucionario, un adelantado a su tiempo, un personaje lleno de color y alegría que contagió a muchos… Hoy cumple 54 años y aunque a él no le gusta celebrarlo, resulta imposible no añorar al portero (y delantero) que vino del mar