<
>

México vs Argentina: Hazaña de uno, hecatombe de otro

play
Rafa Ramos: Razones por las que México puede ganar o perder con Argentina (3:05)

Datos histórico, calidad del plantel, figuras y otros condimentos a tener en cuenta por las que el Tri puede consumar la hazaña o quedarse con las manos vacías. (3:05)

DOHA — La hazaña. Esa es el desafío. Lo establecieron Hirving Lozano y Gerardo Martino en la Conferencia de Prensa de México, en la víspera de enfrentar a Argentina, este sábado en el Estadio Lusail de Qatar.

Mientras minutos antes, Lionel Scaloni apostaba “por jugar a lo mismo, aunque nos peguen de nuevo (como ante Arabia Saudita). La forma de jugar no cambia, aunque sí algunos de los personajes”.

Gerardo Martino lo sabe. Hizo un desglose de la evolución de Scaloni como entrenador. Antes era posesión y contrataque. “Últimamente se atreve más”, dijo.

Sin duda, Martino conoce mejor a Scaloni de lo que Scaloni piensa. Pero, El Tata no mostró ninguna carta. Ni siquiera en torno a Messi. Nada nuevo, de hecho, en un segundo cambia un partido, o si se va al limbo en pleno juego, tal vez nunca regrese.

No lo dijo puntualmente. La lectura clara es que a Messi sólo para el mismo Messi cuando se pierde en el mundo de Nunca Jamás. El Peter Pan argentino.

Chucky Lozano lo repitió constantemente. “Hemos estado analizando al rival y trabajando para detenerlo, para atacarlo y para hacerle daño”.

Coincide en la única pista que soltaron él y su técnico: esta vez, México tal vez no pretende proponer el juego, tal vez no aspire a ser el protagonista, lo dijo El Tata, por la dimensión del rival. Una frase puntual: “No vamos a hipotecar la posibilidad de la victoria”.

El mismo Lozano dejó entre ver en sus respuestas parcas, algunas rayando la obviedad, lo que después confirmaría Martino: el once inicial es una hoja en blanco. El Tata tiene once camisetas sin dueño para enfrentar a Argentina.

Por eso, él mismo precisó que aún no tiene claro quiénes jugarán, aunque sí tiene claro cómo deberán jugar ante Argentina, para eso, para cumplir una promesa velada: “Tiene que ganar México”, dijo. “Haremos todo lo posible para que así sea”.

¿Tendrá o no definido su once el Tata Martino? Él asegura que no. Seguramente él tiene los once en los que quisiera confiar para esta duelo dramático y decisivo ante Argentina.

Seguramente esa explicación de hablar cara a cara con sus jugadores implica saber quiénes son los confiables para poner en la cancha. No se trata sólo de condiciones futbolísticas, sino de las condiciones mentales y anímicas, para asumir la responsabilidad ante la dimensión del desafío.

Por otro lado, El Tata quiso forzar un paralelismo entre este partido contra Argentina y el que protagonizaron fervorosamente Bélgica y Canadá, del que dijo que ha sido la mejor expresión de futbol en esta Copa del Mundo.

En su alocución, sin embargo, no explicó si México puede ser la Canadá que sorprenda, o si puede ser la Bélgica que, agobiada, termine por resolver el partido en una oportunidad única.

Y algo es cierto. Más allá de que Lionel Scaloni acaba de extender su contrato con Argentina, no pasara de la fase de grupo significaría su separación de la albiceleste, y el candidato natural a sustituirlo, sería el mismo Martino, en su gran revancha, para un Mundial al que además clasificarán entre cinco o seis de Conmebol, y no dependerá de la obligatoriedad de arma un equipo alrededor de Messi.