<
>

Para Cowboys, Dan Quinn ha sido su mejor contratación defensiva

play
Cowboys, con un inicio movido en la agencia libre (1:29)

Carlos Nava analiza las contrataciones de Dallas en la agencia libre de la NFL y el impacto que tendrá en la ofensiva lidera por Dak Prescott. (1:29)

El nuevo coordinador defensivo de Dallas se encargará de una unidad que impuso récord de la franquicia por mayor cantidad de puntos permitidos en la temporada del 2020

FRISCO -- Vamos a hacer algunas aclaraciones para empezar: la agencia libre de la NFL no se ha terminado después de una semana. Todavía hay bastantes jugadores de calidad sin firmar. Y, siempre está el Draft 2021 de la NFL como un modo para mejorar a un equipo.

Pero, es claro que los Dallas Cowboys creen que la mejor adición que han hecho y harán para su defensiva, es el nuevo coordinador Dan Quinn.

Las incorporaciones defensivas mediante la agencia libre de los Cowboys han incluido retener al esquinero Jourdan Lewis con un acuerdo de tres años y 13.5 millones de dólares, sumar al safety Keanu Neal (un año, por un máximo de 5 millones de dólares), y firmar a los linieros defensivos Tarell Basham (dos años, por un máximo de 6.5 millones de dólares), Carlos Watkins (un año, 1.75 millones de dólares y 400,000 dólares garantizados) y Brent Urban (un año, 1.75 millones de dólares, 500,000 dólares garantizados).

Los Cowboys todavía no están seguros si Neal alineará como safety o linebacker, pero su historia con Quinn sugiere que representará una mejoría para la defensiva. Por supuesto, muchos asumieron lo mismo con Ha Ha Clinton-Dix y su relación previa con el head coach Mike McCarthy la temporada pasada, pero el safety no se quedó con el equipo.

Basham (3.5 capturas), Watkins (dos) y Urban (2.5) registraron marcas personales en capturas durante el 2020.

Basham, quien jugó para los New York Jets en el 2020, tuvo tantas capturas como el safety de los Cowboys, Donovan Wilson, la temporada pasada. Urban, con los Chicago Bears en el 2020, tuvo el mismo número que Everson Griffen en apenas siete encuentros con los Cowboys antes de ser canjeado. Watkins, ex tackle defensivo de los Houston Texans, igualó el número de capturas del recién retirado Tyrone Crawford.

Quizás, la esperanza es que Basham se convierta en Benson Mayowa, quien se apuntó seis capturas en su primera temporada como fichaje de agencia libre con los Cowboys en el 2017; Watkins se convierta en Nick Hayden, quien ayudó a mejorar a una defensiva terrestre desde el 2013 al 2015; y Urban sea alguna réplica de Jeremy Mincey, quien se anotó seis capturas en el 2014, su primera campaña como fichaje de los Cowboys.

Los Cowboys se han aferrado a su creencia de que no se paga de más en la agencia libre. Hace un año, amarraron a jugadores con currículos sólidos, pero que estaban en la pendiente de descenso de sus carreras en Gerald McCoy, Clinton-Dix, Dontari Poe, Griffen y Daryl Worley, y Dallas obtuvo regresos mínimos o cero producción de todos ellos.

Describan el modus operando de los Cowboys como necedad, llámenlo estar apretados contra el tope salarial, o digan lo que quieran, pero esta franquicia simplemente no va a hacer mucho ruido en la agencia libre.

Al no buscar un fichaje de gran cartel, o al menos una contratación reconocible, dirán algunos, también es claro que los Cowboys no desean reestructurar los contratos del receptor abierto Amari Cooper, ala defensiva DeMarcus Lawrence, corredor Ezekiel Elliott, o cualquiera de los otros jugadores de contrato grande, por lo que se comería respecto a topes salariales futuros.

Muchas de esas decisiones se pueden rastrear de regreso a Quinn, quien reemplazó al ex coordinador Mike Nolan en enero.

"Posee gran experiencia. Tiene habilidades con la gente. Cuando estás alrededor de él, lo puedes ver", explicó el propietario y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones. "Ciertamente es un coach de fútbol americano dedicado, y ha cubierto mucho terreno. Tenemos mucho video, por decir, si estuviéramos hablando de un jugador. Realmente tenemos mucha información para decidir cómo nos acomoda. Es absolutamente perfecto para nosotros en esta situación, llegar aquí. Será muy influyente, extraordinariamente influyente en cómo armamos nuestro personal defensivo. Posee esa clase de credibilidad".

Quinn llega a los Cowboys después de registrar una marca de 43-42 como head coach de los Atlanta Falcons desde el 2015 hasta los cinco primeros partidos del 2020. Se ganó el puesto con los Falcons con base en sus dos temporadas como coordinador defensivo de los Seattle Seahawks. En el 2013 y 2014, los Seahawks fueron N° 1 en yardas y puntos permitidos y participó en Super Bowls consecutivos, ganando el Super Bowl XLVIII.

Los Seahawks del 2013 se convirtieron en la primera defensiva desde los Bears del 1985 en liderar a la liga en yardas permitidas, puntos permitidos y robos de balón.

Pero en Dallas, Quinn no cuenta con la 'Legion of Boom', Richard Sherman, Kam Chancellor y Earl Thomas en la secundaria. Los Cowboys no cuentan con Bobby Wagner, K.J. Wright y Malcolm Smith en los puestos de linebacker. Tampoco tienen a una línea defenisva que incluya a Michael Bennett, Cliff Avril, Brandon Mebane, Chris Clemons, Bruce Irvin, Tony McDaniel y Red Bryant, como en aquellos dos años.

Los Cowboys no creen que su talento defensivo sea tan malo como pareció ser durante el 2020, a pesar de que, como unidad, la defensiva permitió un récord de franquicia de 473 puntos en la temporada. El esquema de Nolan no se ajustó a los jugadores que estaban en la plantilla de los Cowboys. Hubo una falta de cohesión entre lo que sucedía al frente y lo que sucedía en la segunda línea.

Quinn traerá de vuelta un sistema similar a lo que los coordinadores Rod Marinelli, Matt Eberflus y Kris Richard hicieron desde el 2014 al 2019 cuando la defensiva dependió más de un esfuerzo máximo que de un talento superior o la genialidad en las X's y O's. La defensiva de los Cowboys de antes era un complemento a una unidad ofensiva poderosa, particularmente en el 2014 y 2016.

Con el quarterback Dak Prescott regresando a la salud física, lo mismo que los tackles ofensivos Tyron Smith y La'el Collins, los Cowboys creen que su ofensiva estará entre las mejores de la NFL durante el 2021, anotando muchos puntos y, con eso, no necesitarán que la defensiva sea la de los Bears del '85, ni la de los Seahawks del '13 y '14.

Dallas solo necesita hallar a una defensiva que sea competente.

"Será muy especial", dijo el vicepresidente ejecutivo de los Cowboys, Stephen Jones, respecto a Quinn. "Cuando hicimos nuestra tarea, descifrándolo con el coach McCarthy y Jerry y yo, lo que nos gustaría de un coordinador defensivo, no eran más que elogios.

"Como jugadores, queremos darlo todo por él. Quieren jugar duro por él. Tenemos a muchos grandes jugadores a la defensiva, se trate de DeMarcus Lawrence, se trate de Leighton Vander Esch o Jaylon Smith, se trate de Randy Gregory, quien va al alza. Tipos jóvenes como [Neville] Gallimore y Trysten Hill. Así que creo que hay mucho trabajo allí, y creo que lo va a sacar de ellos. Va a implementar un sistema donde ellos puedan jugar fuerte y rápido y confiados con lo que estamos haciendo".