<
>

Josef Miso asegura: "Anotarle a Saprissa era lo máximo"

play
Para Josef Miso no había nada mejor que ganarle al Saprissa (0:31)

Josef Miso, exjugador de Liga Deportiva Alajuelense, estuvo en exclusiva para ESPN y recordó sus mejores tiempos contra los morados. (0:31)

Josef Miso llegó a Costa Rica procedente de Eslovaquia en 1995 para vestirse con la casaca de la Liga Deportiva Alajuelense, aquel joven desconocido llenaba de incertidumbre a los simpatizantes de este club, pero poco a poco demostró sus habilidades y hoy es recordado como un ídolo en la institución rojinegra.

Costa Rica se convirtió en la nueva casa para este espigado ex delantero, que con sus goles y aptitudes hicieron brillar la retina de los amantes del fútbol, al punto que se convirtió en el máximo anotador extranjero del balompié tico con 88 anotaciones. Después de su retirada deportiva en 2008, actualmente Josef Miso sigue ligado a Alajuelense, pero desde otra trinchera: trabaja en las ligas menores.

A pocos días para el Clásico Nacional, entre Alajuelense y Deportivo Saprissa, Miso ha charlado con ESPN para recordar aquellos momentos cuando debía afrontar un partido tan mediático como este, resaltó que anotarle al conjunto saprissista era lo máximo para él.

“Los partidos de la Liga vs Saprissa son muy especiales, todo el país está al pendiente de lo que pase. El ambiente en el estadio era muy bonito y de mucha motivación para cada uno de nosotros. Siempre que se acercaba el día del partido los nervios y la emoción aumentaban y terminaban cuando el árbitro pitaba el inicio porque ahí comenzaba lo mejor”; comentó Miso.

“Yo no tenía ningún tipo de ritual antes de iniciar un Clásico Nacional, siempre tenía en mi cabeza que debía hacer bien las cosas, trataba de cuidarme mucho durante la semana para que, cuando llegara el juego, pudiera dar el mayor rendimiento posible. Anotarle a Saprissa era lo máximo, es el rival más grande y siempre era un sentimiento muy especial”; añadió en entrevista con ESPN.

Para Josef Miso, todos los goles que llegó a encajarle a Saprissa fueron muy especiales, pero “los dos primeros que anoté fueron únicos porque cayeron en una final, en la temporada 1996-1997, íbamos perdiendo y tuve la oportunidad de que el primer gol fue de tiro libre. Posteriormente jugamos la vuelta en casa y también les anoté”.

Algo que recuerda el eslovaco eran los lamentables sentimientos de perder un Clásico Nacional, los describe como momentos llenos de tristeza porque era enfrentarse a su máximo rival del fútbol costarricense y los objetivos debían cumplirse, por eso destaca que ese tipo de juegos le hicieron nacer la ambición por triunfar.

“Siempre el sentimiento de perder un clásico era sinónimo de tristeza porque no se cumplía con la meta o con el objetivo porque jugar contra Saprissa se disfrutaba muchísimo. Desde que jugué mi primer Clásico Nacional nació en mí unas sensaciones muy grandes, como que siempre quería anotar en ese tipo de partidos, por dicha se me pudo dar”; expresó.

Finalmente, a sus 46 años, Josef Miso desearía tener 20 años menos, “para poder jugar y principalmente para volver a sentir la adrenalina de ese tipo de partidos como lo es Clásico Nacional, que es lo máximo que se pueda llegar a jugar a nivel centroamericano”.