<
>

Cualquier cosa puede pasar...

LISBOA (AP) -- Benfica aguantó cada ataque, apuró el arco rival cuando pudo y empató el martes sin goles con el Barcelona en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League.

El Barsa y su autobús de estrellas puso en aprietos al club portugués en varias ocasiones, pero el portero Moretto de Souza y los palos del arco salvaron la red del Benfica.

El duelo de vuelta se disputará el 5 de abril en el Campo Nou de Barcelona.

Un Ronaldinho enchufado por momentos, invisible en otros, ocasionó dolores de cabeza a la zaga portuguesa y habilitó a sus compañeros con pases quirúrgicos.

El astro brasileño dio el primer campanazo a los seis minutos, cuando remató un tiro libre desde adentro del área. El balón rebotó en los brazos del guardameta, pero el Barsa no pudo definir.

A los 42 minutos, Ronaldinho habilitó al camerunés Samuel Eto'o, cuyo disparo fue tapado por de Souza. Henrik Larsson estrelló otro remate en el poste a los 56 minutos, después de recibir un pase de Ronaldinho.

Benfica tuvo una de sus mejores oportunidades a los 87 minutos, cuando un tiro libre de Giorgias Karagounis acarició el palo derecho del arco de Víctor Valdés.