<
>

El Barcelona se fija tres fichajes inmediatos y uno más a largo plazo

play
Barça busca reemplazos para Luis Suárez (0:52)

El conjunto blaugrana tiene a varios jugadores en la mira para sustituir al uruguayo que pronto cumplirá 32 años. (0:52)

BARCELONA -- El Barcelona trabaja en la segunda parte de la operación refuerzos en la plantilla tras el cambio en el área deportiva que llevó a cabo en el verano de 2018 y se ha marcado un triple objetivo a corto plazo y otro a medio plazo: Dos defensas y un mediocampista para la próxima temporada y un delantero, sucesor de Luis Suárez, de cara a un futuro algo más lejano.

Este es el libro de ruta marcado en el club... Siempre pendiente, eso sí, de cualquier imprevisto o, también, oportunidad. En ese segundo caso se catapulta el nombre de Rabiot y en el primero emerge, muy a su pesar, el de Dembélé. Dos casos distintos y que mantienen en guardia a distintos estamentos de la entidad azulgrana.

Fijado el fichaje de un central que ocupe la plaza que dejará a fin de temporada Vermaelen como objetivo prioritario, el señalado en el Barça es el joven holandés Matthijs de Ligt, quien a sus 19 años es considerado por los servicios técnicos del club el futbolista con mejor futuro de todo el continente.

Al zaguero del Ajax le tiene controlado el Barcelona desde la época de Roberto Fernández, cuando ya fue contactado con vistas a un futuro fichaje que se entiende bien encaminado aunque para nada solventado ante el interés que ha despertado en otros grandes de Europa y el temor de que su fichaje se acabe convirtiendo en una subasta difícil de soportar para la economía culé si no es el propio jugador quien hace valer su opinión.

Tanto el PSG, que busca sucesor para Thiago Silva, como el Manchester City, que trabaja en el heredero de Kompany, se han movido alrededor de De Ligt, quien según el propio director deportivo del Ajax, Marc Overmars, será imposible mantener en el club de Amsterdam más allá del final de la temporada.

play
2:14

La decisión de quedarse no fue fácil para Griezmann

El delantero del Atlético, Antoine Griezmann, aseguró que no fue nada fácil y preguntó a varias personas para por fin decidirse.

Igualmente el Barça estudia, sin tener plenamente decidido, el fichaje de un lateral zurdo para acompañar a Jordi Alba. Pendiente, y dubitativo, como está el cuerpo técnico con el crecimiento del canterano Juan Miranda existen varios frentes abiertos en esta posición, considerando la necesidad de tener un recambio de primer nivel y que podrían llevar a la adquisición de un jugador más hecho y plenamente competitivo.

LA OPCIÓN RABIOT
En el centro del campo el mediocampista del PSG se destaca entre todas las opciones. Y lo hace tanto por el interés propiamente deportivo como por otro, no menos trascendental: el económico. Rabiot acaba contrato en junio de 2019 y su fichaje, sin ser gratis, sí sería mucho más asequible para el Barça ante las otras opciones que se manejan.

La principal, Frenkie de Jong, se ha convertido en un dolor de cabeza a la vista de los rivales que tiene el Barça por hacerse con el joven talento holandés del Ajax al que ha empezado a sondear, incluso, el Real Madrid.

Como en el caso de De Ligt, con el entorno de De Jong existen contactos desde la época de Robert Fernández pero la indefinición del club azulgrana en su momento para concretar una opción de futuro han provocado que el fichaje pase de encaminado a probable. Y de ahí a dificilísimo.

De acuerdo con una información de TV3, el Manchester City también ha movido pieza por el futbolista a través de una reunión que mantuvieron en Inglaterra el seleccionador holandés Ronald Koeman y el entrenador y director deportivo Citizen, Pep Guardiola y Txiki Begiristain. Viejos amigos desde su etapa como futbolistas en el Barça de Cruyff, Koeman confirmó a sus colegas la capacidad de De Jong, motivo por el que se sospecha el City estaría interesado en entrar en la puja por su fichaje.

En esta situación, y entendiendo que Rabiot es, además, un jugador muy del agrado del manager Pep Segura, la opción del francés sería mucho más factible en todos los sentidos. Si por el fichaje de De Jong nunca se hablaría de cifras inferiores a los 85 millones de dólares, por el de Rabiot se calcularía un coste no superior a los 25 millones, que sería la prima de fichaje que le ofrecería el Barça.

Y, en la situación actual del club, ese aspecto económico no es, en absoluto, un tema menor si ya se contempla el desembolso, por encima de los 60 millones, que deberá llevarse a cabo con De Ligt... Sin olvidarse del llamado ‘medio plazo’, con el sucesor de Luis Suárez en el plano.

EL 9 DEL FUTURO
El delantero uruguayo, que cumplirá 32 años en enero, asumió con naturalidad la posibilidad de que el club comience a buscarle un sucesor con vistas al futuro... Consciente de que en realidad eso es lo que lleva meses trabajando la dirección deportiva azulgrana.

El fichaje de un delantero de primer nivel está encima de la mesa y sin entenderse urgente sí se considera prioritario a medio plazo, manteniendo varios nombres en el escenario.

play
0:57

Lionel Messi conoció la sazón del Salt Bae en Dubai

El astro argentino convivió con el chef turco durante sus vacaciones en el país de Medio Oriente.

El Barça, que mantiene un seguimiento exhaustivo de Piatek, Pepe y Jovic, contempla también opciones de otros futbolistas ya consagrados como el caso de Firmino o de rendimiento probado como Werner o Lozano.

El principal inconveniente con el futbolista del PSV, su condición de extracomunitario y que le mantiene en segundo plano desde hace meses desaparecería a dos años vista, ya fuera por su adquisición de pasaporte holandés o por liberar una plaza que hoy ocupan Arthur, Marlon y Arturo Vidal.