<
>

El uno por uno del Barça vs. Real Madrid

play
El arbitraje ha fallado y mucho en el 'Clásico' (2:41)

El silbante pasó por desapercibido las constantes faltas del Barcelona sobre el Madrid en su área mismas que pudieron cambiar el resultado del partido. (2:41)

TER STEGEN. Ocupado. Ágil y rápido de reflejos. Salvó disparos a Benzema, Casemiro y Fede Valverde, intentando sacar el balón con rapidez pero sin tener el apoyo de sus defensas.

SEMEDO. Agobiado. Sufrió en defensa y le costó subir con acierto por la banda. Le sustituyó Arturo Vidal.

PIQUÉ. Firme. Salvó bajo palos con la cabeza un remate de gol poco después del cuarto de hora y fue un baluarte incombustible en su pelea con Benzema, en la colocación y en el corte.

LENGLET. Creciente. Solo cometió un error al pase pero en defensa estuvo excelente, tanto por arriba como rápido al cruce.

JORDI ALBA. Descontrolado. Asociado con Messi en ataque tuvo la mejor ocasión en la primera mitad, cruzando demasiado el balón. Le costó correr hacia atrás cuando el Madrid intentó tomarle al contragolpe.

RAKITIC. Fuerte. Colocado en el mediocentro en lugar de Busquets, no tuvo la fluidez perfecta en la salida de balón aunque sí peleó sin perder nunca la compostura en labores defensivas.

SERGI ROBERTO. Descabalgado. Acompañó como pudo a De Jong en el juego atacante pero acabó, cuando se fue Semedo y se situó de lateral, descabalgado del partido. Frío, tuvo buenas subidas al principio y flojeó al final.

DE JONG. Listo. Le costó entrar en juego, no acompañado por sus compañeros en la zona y demostró tuvo con el balón ser el más listo de todos, aunque estuvo demasiado desasistido.

MESSI. Insistente. Falló un gol que nunca se pensaría que pudiera fallar, pero fue el líder futbolístico del equipo, el que más peligro llevó en la conducción, la combinación y el pase.

GRIEZMANN. Fallón. Erró algunos pases pero no dejó de batallar, asistiendo a Messi en una jugada que habría sido clave. Le sustituyó en la recta final Ansu Fati.

SUÁREZ. Mudo. Apenas si entró en juego, no acompañó en la presión para evitar la salida de balón rival y en ataque apenas si se hizo ver.

ARTURO VIDAL. Explosivo. Entró para dar un mayor empuje y estuvo casi más protagonista en defensa que en ataque, aunque su presencia se notó en el centro del campo.

ANSU FATI. Revolucionado. Tuvo pocos minutos, lo intentó, sufrió un par de faltas, fue vertical y atrevido.