<
>

La MLS y los jugadores buscan lidiar con las preocupaciones del Covid-19 en Florida

play
Más equipos se unen al mundo mágico de la MLS en Disney (1:24)

El campeón Seattle Sounders y Atlanta United ya se encuentran en Orlando. (1:24)

Desde que llegaron al torneo MLS is Back en Orlando el 27 de junio, 11 jugadores y personal del FC Dallas dieron positivo por Covid-19. Al final de la semana, 14 jugadores, incluido uno del Columbus Crew, y dos no jugadores habían dado positivo.

Varios clubes (como Toronto FC y Colorado Rapids) han retrasado sus fechas de llegada en un contexto de casos vertiginosos en la Florida Central. Según el Departamento de Salud del estado el sábado, el número de casos nuevos para residentes de Florida en el Condado de Orange, donde se encuentra el Swan and Dolphin Resort, y donde se hospeda la delegación de la MLS, fue de mil 166 y el porcentaje de pruebas positivas sigue en doble dígito, con la marca del sábado en 15.5%. En el vecino condado de Osceola, donde se encuentra el Complejo ESPN Wide World of Sports, el número de casos nuevos fue de 255, un máximo en las últimas dos semanas. La tasa de prueba positiva del sábado fue de 19.5%.

La liga ha dicho todo el tiempo que se esperaban algunas pruebas positivas, aunque nada deseables. Sin embargo, la realidad de la situación ha hecho que muchas personas se detengan, incluso cuando mil 191 personas en la delegación de la MLS han sido evaluadas en los últimos dos días, con dos pruebas positivas.

Como dijo una persona de la delegación de la MLS: "Me gustaría irme a casa ahora".

Todo esto ha servido para plantear y volver a plantear varias preguntas. ¿Debería Dallas ser eliminado del torneo? ¿Debería el torneo seguir adelante? Si es así, ¿qué tan seguro será? La MLS está convencida de que está haciendo todo lo que puede.

"En consulta con expertos en enfermedades infecciosas y autoridades gubernamentales de salud, MLS desarrolló protocolos integrales de salud y seguridad que incluyen pruebas previas al viaje, así como el aislamiento a su llegada hasta que se hayan completado las pruebas de detección adicionales", dijo el vicecomisionado y presidente de la MLS, Mark Abbott. "Estos protocolos han llevado a la identificación temprana y al aislamiento de las personas infectadas que probablemente contrajeron el virus antes de viajar. Estas personas fueron identificadas de inmediato y separadas de otros participantes y personal del torneo, para que puedan recibir atención y garantizar que minimicemos riesgo de transmisión a otros participantes".

A su favor, la MLS ha sido transparente sobre sus programas y protocolos. El personal de la liga dentro de la burbuja se somete a pruebas cada dos días. Si un individuo da positivo, se lo aislará rápidamente hasta que un profesional médico lo autorice. El seguimiento de contactos se realiza para ver quién más podría estar en riesgo, poniendo más personas en cuarentena.

"Siempre que tenga sistemas para evaluar y aislar a las personas con casos para que la enfermedad no se propague, creo que está haciendo lo correcto", dijo Sandro Galea, epidemiólogo y decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Hay agujeros en la 'burbuja' de Orlando, aunque no tanto como se pensaba anteriormente. Múltiples fuentes con conocimiento de la situación le dijeron a ESPN que alrededor del 90 por ciento del personal de los hoteles Swan y Dolphin (que es administrado por Marriott) se someten a pruebas regularmente, aunque las fuentes no revelaron con qué frecuencia. Lo mismo se aplica al 100 por ciento del personal de transporte. Una fuente agregó que el 10 por ciento que no están siendo evaluados rara vez, si es que alguna vez, entran en contacto con un miembro de la delegación de la MLS.

Eso difiere significativamente de lo que se detalla en el manual entregado a los jugadores antes de su llegada, en el que decía que los trabajadores del hotel y los miembros del elenco de Disney no estaban siendo evaluados para Covid-19. Ese cambio se negoció antes de que llegaran los primeros equipos a Orlando. Las personas que no están siendo evaluadas recibirán controles de temperatura, completarán cuestionarios y deberán usar equipo de protección personal.

play
0:43

Diego Alonso e Inter Miami están listos para Orlando

El DT del club de la MLS dijo que su equipo dará el máximo en el regreso a la competencia.

Por prometedor que sea ese desarrollo, ahora parece que existe un mayor potencial para que las personas asintomáticas de los equipos que llegan lleven el virus a la burbuja. La naturaleza física del fútbol exacerba la posibilidad de propagación.

"El futbol es un deporte en el que existe un contacto cercano entre las personas, una fuerte exhalación durante largos períodos de tiempo y un contacto físico cercano", dijo Abraar Karan, médico de la Escuela de Medicina de Harvard y del Hospital Brigham and Women's que trabaja en la respuesta Covid-19 en Massachusetts. "Esa es una configuración para la transmisión. Por lo tanto, si bien el futbol tiene un riesgo menor que el baloncesto, que es en interiores y hay más contacto cercano, sigue siendo un alto riesgo que los jugadores se acerquen entre sí".

La situación en Orlando también ha resaltado los límites de las pruebas, aun cuando sigue siendo un pilar del plan de la liga.

Tanto en el caso de Dallas como en el de Columbus, todos los miembros del grupo de viaje dieron negativo antes de partir hacia Florida. El tema de los falsos positivos también ha surgido en las últimas semanas, especialmente en relación con el lado de NWSL Orlando Pride, que tuvo que retirarse del torneo de regreso de la liga para jugar en Utah. Minnesota United también tuvo una prueba de falso positivo. Pero Karan dice que el problema mayor son los falsos negativos, por el cual un individuo está infectado, pero para quien la carga viral no es lo suficientemente grande como para registrar un resultado positivo. Citó un estudio reciente sobre un centro correccional de Luisiana en el que el 36 por ciento de las personas que inicialmente dieron negativo terminaron dando positivo cuatro días después.

"La ventana por la cual las personas transmiten a otras personas, y luego esas personas comienzan a tener síntomas o comienzan a hacer crecer el virus, puede escalonarse", dijo Karan.

Galea negó decir que Dallas está experimentando un brote, refiriéndose a él como un "grupo" de casos. En cuanto a si Dallas debería ser eliminado de la competencia o si la competencia debería cancelarse por completo, Galea dijo que no tenía suficiente información para responder.

"Presumiblemente (la MLS) tiene los datos que necesita para tomar decisiones", dijo.

Karan dice que está sesgado hasta cierto punto dado que ha visto y tratado a pacientes que murieron por Covid-19. Incluso aquellos que se recuperan, algunos tienen efectos debilitantes persistentes. Eso explica, en parte, por qué cayó firmemente del lado del argumento de que el torneo no debería seguir adelante. Él vio la postura de la liga de no considerar un Plan B o cancelar el torneo como "imprudente" dada la cantidad de pruebas positivas que Dallas ha tenido, incluso en medio de intentos de hacer que el entrenamiento y la vida dentro de la burbuja sean lo más seguros posible.

"Si te diriges a un torneo sabiendo (la situación de Dallas), sabes que el torneo no puede ser mágicamente seguro", dijo.

play
1:44

La MLS está de regreso

Este miércoles, San José Earthquakes fue el primer equipo en llegar a Orlando para afinar los detalles de cara al reinicio de la temporada en el ESPN Wide World of Sport Complex.

"En realidad estás moviendo personas e interactuando con más personas. Básicamente estás diciendo 'sabemos que esto es peligroso. Sabemos que nuestros jugadores están dando positivo. Sabemos que los estamos poniendo en situaciones de alto riesgo', estamos en estrecho contacto entre nosotros y, sin embargo, esperamos un resultado diferente '. No hay ciencia allí, no hay lógica".

Tanto Galea como Karan acordaron que si se demuestra que hubo un caso de propagación comunitaria del virus dentro de la burbuja, eso elevaría cualquier preocupación que tengan a un nivel mucho más alto. Ninguna burbuja es inexpugnable, pero tal escenario erosionaría aún más el sentimiento de que la burbuja es lo suficientemente segura.

MLS, por su parte, insiste en que cancelar el torneo no es una opción. En su opinión, los protocolos están funcionando. Tampoco existe una medida objetiva única, como un número predeterminado de casos positivos, que los obligaría a cancelar el torneo. Si hay un caso de propagación de la comunidad dentro de la burbuja, la liga consultará con sus asesores médicos sobre los pasos a seguir.

"Mi opinión es la siguiente: ¿vale la pena poner en juego la salud de los jugadores mientras todavía estamos tratando de descubrir todos los detalles de este virus y controlar la transmisión?", dice Karan. "Hay tantos estados de este país en los que sus epidemias son completamente incontrolables en este momento, tendrán que tomar medidas extremas para controlar todo esto".

"Me encantan los deportes, quiero que vuelvan tanto como cualquier aficionado; pero no puedo decir que es seguro para los jugadores saber que tantas personas están dando positivo, y que los deportes son un alto riesgo para la mayoría de la gente".

La MLS ha mostrado flexibilidad en el caso de Dallas al posponer su primer juego con Vancouver que estaba originalmente programado para el 9 de julio. La liga no ha dicho qué escenario los haría sacar a Dallas del torneo, pero obviamente si el equipo tiene dificultades para poner un equipo en el campo, la liga debería considerarlo.

La MLS Players Association (MLSPA) tiene presencia en el terreno en la forma del director ejecutivo Bob Foose, quien está monitoreando la situación y ha estado en estrecha consulta con el liderazgo de la liga y los jugadores, pero aún no ha comentado públicamente sobre las pruebas positivas. Sin embargo, los jugadores han estado hablando, en particular aquellos que se consideran en mayor riesgo de contraer Covid-19. El portero de Columbus Matt Lampson, un sobreviviente de cáncer, acudió a Twitter para expresar sus preocupaciones.

Los próximos días antes del inicio del torneo del 8 de julio entre Orlando City e Inter Miami podría revelar mucho sobre los niveles de comodidad en torno a esta competencia. Si las pruebas positivas disminuyen, la MLS estará en terreno más firme.

Siete equipos aún no han llegado a Florida; pero por ahora, MLS confía en que las noticias mejorarán.