<
>

Pdte. de Red Sox: Difícil retener a Betts y Martínez

play
Lo Mejor del Día en BBEN: ¡Bienvenido octubre! (0:53)

Culminó la temporada regular y se viene la emoción de los playoffs de las Grandes Ligas. Cardinals se quedó con la división central de la Nacional, por primera vez desde 2015. Jorge Soler terminó como líder de jonrones en la Americana. (0:53)

El presidente de los Boston Red Sox, Sam Kennedy, dijo que existe una forma de que el equipo retenga a las estrellas Mookie Betts y J.D. Martínez y se mantenga por debajo del impuesto de balance competitivo de Grandes Ligas, aunque reconoció que será difícil.

“Existe una forma, pero, obviamente, será difícil dada la naturaleza de los acuerdos y los contratos que tenemos”, dijo Kennedy el lunes en Fenway Park.

“Tenemos un plan estratégico y direccionado que estamos construyendo. Algunas de las fechas relacionadas a las decisiones contractuales se dan después de la Serie Mundial, así que hemos tenido tiempo en septiembre para enfocarnos en el receso de temporada, dado el lugar en el que estamos en las posiciones”, señaló Kennedy. “Va a ser un receso retador, pero estamos listos para atacarlo de frente y hacer todo lo que podamos para poner un equipo competitivo, no sólo para 2021 sino para 2022”.

El viernes, John Henry y Tom Werner, dueños del equipo, se reunieron con los reporteros y dijeron que estaban preparados para recortar la nómina para quedar debajo del límite del impuesto de lujo la próxima temporada. Boston ha tenido la nómina más alta en Grandes Ligas en dos campañas, tras rebasar el límite de balance competitivo de $208 millones en ambas.

Si los Red Sox exceden el límite por tercer año en fila, sus impuestos se elevarían astronómicamente.

“Necesitamos quedar por debajo”, dijo Henry, el dueño operativo.

“Constinuaremos demostrando la voluntad de quedar por debajo del límite”, dijo Kennedy el lunes. “Va a ser un receso de temporada complicado, pero lo vamos a atacar”.

Betts tiene un año por cumplir en su contrato de novato y declinó la oferta de los Rex Sox para firmar una extensión antes de la temporada. El jardinero probablemente vaya al arbitraje en el receso.

Los Red Sox y Betts, quien cumple 27 años la próxima semana, acordó por un año y $20 años antes de la temporada 2019 para evitar el arbitraje, la cantidad más grande que se le ha dado a un jugador elegible para un segundo arbitraje.

“Absolutamente amamos a Mookie Betts como jugador, como persona”, indicó Kennedy. “Hemos conocido a su familia. Uno espera que esté aquí por mucho tiempo”.

“A Mookie le encanta estar aquí. Me dijo que ama Boston. Uno puede la alegría, energía y entusiasmo con el que juega en Fenway Park. Los aficionados lo aman”, agregó el propietario.

Martínez, de 32 años y quien ha sido los últimos dos años una presencia de poder en la parte media del lineup, puede elegir poner fin a su contrato en el invierno, pero necesita tomar la decisión a cinco días del inicio de la Serie Mundial.

Kennedy dijo que el equipo está en modo de espera y que no ha iniciado alguna discusión específica sobre los planes de Martínez.

“Uno quiere a J.D. Martínez a la mitad de tu lineup. Es un campeón mundial y pieza clave del éxito del año pasado, así que veremos qué sucede”, dijo Kennedy.

Sin ir a Playoffs, los Red Sox, que despidieron al gerente general Dave Dombrowski el 8 de septiembre, se embarcan en un receso de temporada lleno de decisiones difíciles.

Además del dinero que les costaría retener a Betts y a Martínez, los Red Sox también tienen $79 millones al año ligados a los contratos para los abridores David Price, Chris Sale y Nathan Eovaldi.

Incluso, el vestidor de los Red Sox parecía resignado la salida de Betts, el Jugador Más Valioso de la Americana en 2018.

“Todos saben que no creemos que (los Red Sox) puedan costear a Mookie”, dijo Martínez el domingo. “Es algo difícil tener a tres jugadores de $30 millones en tu equipo. (Mookie) los merece. Se los ha ganado”.

AP contriobuyó a este reporte.