<
>

Obra maestra de Tim Tszyu contra Jeff Horn lo mantiene invicto

play
¡Demoledora victoria de Tim Tszyu ante Jeff Horn! (2:33)

El hijo del legendario Kostya Tszyu retiene los Títulos IBF Australasian & WBO Global superwélter luego de vencer a su rival por KOT9. (2:33)

Tim Tszyu se anunció al mundo del boxeo con una actuación impresionante en Townsville, dominando al ex campeón mundial de peso wélter Jeff Horn para permanecer invicto.

El joven de 25 años, hijo de Kostya, realizó una oba maestra absoluta, dominando a Horn durante ocho asaltos antes de que la esquina de Horn tirara la toalla. La victoria ve a Tszyu retener sus títulos de peso súper wélter WBO Global y Australian IBF y mejorar a 16-0 en su carrera.

"Solo quiero que todos sepan que mi nombre es Tim, no el hijo", dijo Tszyu después de la pelea. "Todo el respeto a Jeff, es un oponente difícil”.

"[Pero] este es un deporte para hombres jóvenes. Dame competencia, alguien que pueda ponerme a prueba".

Tszyu respondió muchas preguntas previas a la pelea, superando el estilo incómodo de Horn con precisión, tal como lo hizo su padre Kostya en la misma ciudad hace 23 años.

Horn salió disparando, pero Tszyu no tardó en asumir el control de la competencia. Golpeó a Horn con una serie de derechas y, a mitad del segundo asalto, Horn ya estaba jadeando por aire.

Fue en el tercer round donde Tszyu realmente se afirmó. Aterrizó una serie de golpes limpios, derribando a Horn dos veces.

A partir de ese punto, el tráfico era de una sola vía. Un Tszyu sereno intimidó a Horn y fue el claro ganador de cada asalto hasta que la pelea fue detenida después de ocho asaltos.

No está claro a dónde irá Tszyu a continuación, aunque ha hecho poco daño a su sueño de una pelea por el título mundial. Para Horn, que ahora ha perdido tres de sus últimas cinco peleas, esta podría ser la última vez que lo veamos en el ring.

"Tim es joven, estaba hambriento ... es un campeón absoluto. No puedo decir nada malo sobre él", dijo Horn sobre Tszyu. "Es muy bueno. Estaba en su juego y me estaba superando. Tiene esa sangre joven. Tiene ese espíritu de campeón en él. Puedo sentirlo".