<
>

Mourinho: 150 partidos en Champions y ante el muro de octavos

play
UEFA Champions League: Mourinho tendrá que echar mano a su 'comodín' ante bajas (3:08)

El delantero centro brasileño Lucas Moura parece ser una solución viable ante la baja definitiva de Heung-Min Son, en opinión de Álex Pareja. (3:08)

BARCELONA -- El Tottenham recibe este miércoles al Leipzig en Londres en el que será estreno para el equipo alemán en esta ronda del torneo, que disputa por segunda vez, y el reencuentro de Jose Mourinho en la primera eliminatoria tras la fase de grupos después de dos años, cuando al mando del Manchester United le eliminó el Sevilla.

El portugués, campeón del torneo al mando del Porto en 2004 y del Inter de Milán en 2010, celebrará con los Spurs su partido número 150 de la Champions en su sexto equipo distinto, añadiendo a los dos referidos los que dirigió al Chelsea en dos etapas, Real Madrid y Manchester United, y que estrenó con una derrota en el Bernabéu frente al Real Madrid (1-0, gol de Solari) el 19 de febrero de 2002 en su primer curso como técnico del Porto, en la carrera más longeva de los entrenadores que siguen en la competición.

Superar los octavos de final se ha convertido precisamente en un reto para Mourinho, que lo consiguió por última vez en la temporada 2013-14, cuando en esta ronda el Chelsea que dirigía eliminó al Galatasaray, cayendo en las semifinales frente al Atético de Madrid, que tras un 0-0 en el Calderón le derrotó (1-3) en Stamford Bridge.

En la temporada 2014-15 le echó de la competición en esta ronda el PSG. Empatado el primer partido (1-1) en el Parque de los Príncipes, en Londres se llegó a la prórroga y al 2-1 de Hazard en el minuto 96 respondió en el 114 Thiago Silva, pasando el equipo francés por el doble valor de los goles en campo contrario.

Al curso siguiente el Chelsea volvería a ser eliminado en octavos de final por el PSG… pero para entonces Mourinho ya no estaba al frente del equipo, despedido por Roman Abramovich en diciembre de 2015 tras ser derrotado por el Leicester, a la postre campeón de la Premier League, en plena crisis de resultados del equipo blue.

En la temporada 2016-17 no disputó el portugués el máximo torneo continental. Fichado al comenzar la temporada por el Manchester United conquistó la Europa League y de esta manera se ganó con los diablos rojos el derecho a jugar la Champions en la campaña 2017-18, en la que después de clasificarse como primero en la fase de grupos se cruzó en octavos con el Sevilla. En el Pizjuán, en la ida, no hubo goles y en la vuelta, en Old Trafford, el equipo andaluz venció por 1-2 (doblete de Ben Yedder) para volver a dejarle fuera del torneo en el primer cruce.

Fue aquella la última eliminatoria que disputó en la Champions. En la temporada 2018-19 superó al mando del ManU la fase de grupos, en segundo lugar y por detrás de la Juventus. Pero fue despedido el 18 de diciembre, dos días después de caer en Anfield (3-1) frente al Liverpool. Los diablo rojos, ya sin él, eliminaron en octavos al PSG, con una histórica remontada en París. Y fueron barridos en los cuartos de final por el Barça. Para entonces, sin embargo, Mou ya no estaba al frente del equipo.

Y este miércoles, dos años después de caer frente al Sevilla, Mourinho buscará su primera clasificación para los cuartos de final de la Champions desde 2014. Lograr un buen resultado en Londres sería la mejor manera de celebrar su partido 150 en la máxima competición par el portugués.