<
>

Suárez dijo lo que tenía que decir en Qatar y en Costa Rica tomó una decisión diferente

play
"No podemos estar satisfechos, este proceso de La Sele no se puede repetir" (1:54)

Andrea Zamora no está nada contenta con cómo se ha dirigido a La Sele en los últimos años (1:54)

El estratega de la selección tica fue de los últimos en salir del aeropuerto Juan Santamaría, pero decidió no dar ningún criterio a los medios de comunicación

Después de un largo viaje desde Qatar con una escala en Estados Unidos, la selección nacional de Costa Rica arribó a suelo nacional en altas horas de la noche del sábado y aunque muchos miembros de la delegación compartieron parte de su criterio sobre la actuación en el Mundial, Luis Fernando Suárez decidió no hacerlo.

Todo lo que tenía que decir el estratega de la Tricolor lo hizo en su última conferencia de prensa tras la finalización del duelo contra Alemania, por lo que en su llegada a Costa Rica decidió hacer las cosas de manera diferente y simplemente irse derecho hacia el autobús del equipo.

Luis Fernando Suárez fue el último en salir del aeropuerto Juan Santamaría, antes que él ya habían pasado todos los jugadores y miembros del cuerpo técnico, los cuales muchos de ellos como Celso Borges, Esteban Alvarado, Keysher Fuller, Yeltsin Tejeda e incluso el asistente John Jairo Bodmer dieron sus impresiones sobre la competencia en la que enfrentaron a España, Japón y Alemania.

Sin embargo, Suárez salió y pese que la intención de los medios presentes era abordarlo para conocer algunos detalles adicionales de lo mencionado en Qatar, el entrenador declinó y se marchó caminando al bus en compañía de Felipe Camacho, psicólogo de la selección.

En ese camino de un poco más de 100 metros, Suárez se detuvo para tomarse alguna foto con aficionados o bien para firmar alguna camiseta, pero no quiso referirse más a la competencia.

Luis Fernando Suárez dejó en claro el jueves pasado cuando terminó el duelo contra Alemania en que estaba en paz con lo dado por sus muchachos en un grupo en el que además enfrentaron a España y Japón, sacando una victoria y dos derrotas.

“Estar en un Mundial y ver lo que mostró Costa Rica, a mí me deja la tranquilidad de que el grupo puede estar con la frente en alto, la cabeza erguida, mirando a todo el mundo sin ningún problema", dijo.

El colombiano tiene contrato con la selección nacional hasta 2026, por lo que él tendrá a cargo completar la transición que empezó hace unos meses para que Costa Rica pueda volver a una cita mundialista y competir a un nivel más alto de lo que se presentó en esta oportunidad.