<
>

Kevin Briceño se siente listo para volver a un equipo grande

play
¿Está listo Kevin Briceño para regresar a un club grande? (1:07)

Luego de su paso por Saprissa, Briceño brilla en Jicaral y su nombre suena en equipos importantes del país. (1:07)

El nicoyano se olvidó de las lesiones y las críticas negativas para enfocarse en disfrutar del fútbol y está dando de qué hablar por sus grandes actuaciones

Kevin Briceño es uno de los porteros más destacados del Torneo Clausura 2021. Sus intervenciones con Jicaral han llamado la atención de todos los aficionados del fútbol que han reconocido el gran trabajo que está haciendo en este instante.

Contra Liga Deportiva Alajuelense fue uno de sus juegos más destacados, logró detener las oportunidades de los rojinegros una y otra vez, sin embargo, al final no pudo evitar que su equipo cayera por marcador de 3-0.

En la actual temporada tiene 19 apariciones y le han encajado 22 conquistas, le marcan poco más de un gol por partido, lo cual es bastante positivo para un equipo de un perfil de mediatabla, además está igualado con Santos como el segundo equipo menos batido del torneo, después de Alajuelense que solo ha recibido 11 tantos en 20 juegos.

Para Kevin Briceño, un factor muy importante de su buen momento es que por fin ha dejado atrás las lesiones y ha podido tomar regularidad.

“En Saprissa iba alcanzando un buen nivel y desgraciadamente me lesionaba, desde que llegué a Jicaral casi he jugado todo y eso para uno como portero tener esa regularidad lo llena de confianza y ritmo”, indicó el arquero en entrevista con ESPN.

Después de más de una década de vivir en el Valle Central, Briceño volvió a las tierras del Pacífico Norte. Jicaral queda a una hora de Nicoya, la ciudad en donde Kevin Briceño creció y se siente muy a gusto de estar de nuevo cerca de su casa y otro entorno.

“Aparte del campo deportivo que ha sido bueno el cambio, cuando una puerta se cierra se abren otras y ha sido para bien, este año he compartido con mi familia como los cumpleaños de mi abuela y mi sobrino, esos tiempos son muy bonitos”, agregó.

Tampoco niega que estar alejado del señalamiento de los medios y de los aficionados le ha generado libertad, pues en Saprissa recibió cuestionamientos con los que sabía convivir pero ahora está en un ritmo diferente de vida, sin dejar la exigencia de lado.

“Es más que todo que fue una desintoxicación porque para nadie es un secreto que la vida en San José es un poco complicada, uno trata de que las cosas negativas a uno no lo afecten pero el último año que estuve en Saprissa jugué muy poco, estuve lesionado como siete u ocho meses y luego se vino la pandemia, entonces fue un tema complicado y al final el hecho de venir acá y tener una vida más tranquila fuera del foco de la gente y de la prensa, creo que me ha servido de mucho”, contó.

Kevin Briceño tiene 29 años y está totalmente enfocado en su trabajo con el equipo peninsular con quien todavía tiene contrato más allá de esta campaña, pero no niega que si la situación se presenta, se siente bien mentalmente y deportivamente para volver a una escuadra grande de Costa Rica.

“No dejo de sentir lo mismo cuando jugaba en Saprissa o ahora en Jicaral, tal vez el estar alejado de tanta cosa si ha sido diferente pero si son cosas que voy a volver a topar ahora ya las sé manejar, no va a ser la primera vez que lo viva y creo que este año me ha servido mucho en la parte futbolística, de madurez y en la parte de estar con mi familia y al final estoy listo para cualquier oportunidad de volver a un equipo grande”, añadió.

No obstante negó acercamientos con otros equipos, incluso firmó una extensión de contrato a finales del semestre anterior con la escuadra jicaraleña.

"Tengo tiempo más en Jicaral entonces el equipo que quiera negociar tiene que hablar con don Roy Barrantes, con mi representante y después con mi persona. No no he tenido comunicación, ahorita estoy enfocado en hacer las cosas bien en terminar los partidos concentrado", expresó.

Kevin Briceño jugó en primera división con Brujas, Orión, Uruguay de Coronado, Saprissa y Jicaral.