<
>

Frenkie de Jong: El 'tulipán' que nunca floreció en Barcelona

play
Confidencial: ¿Seguirá João Félix en el Atlético y Frenkie de Jong en el Barcelona? (3:14)

Moisés Llorens y Rodrigo Fáez nos cuentan lo que escuchan por los pasillos sobre el futuro de estos dos jóvenes talentosos. (3:14)

Hace 10 meses, el FC Barcelona fue capaz de dejar ir a Leo Messi, así que a partir de ese momento cualquier futbolista que salga del club en lo absoluto puede considerarse una pérdida mayor.

Es el caso del holandés Frenkie de Jong, en torno al que se ha desatado un debate colectivo sobre si debe o no ser negociado en este mercado de verano, sobre todo porque se conoce que existe enorme interés por el Manchester United —y su DT Erik Ten Hag— para ficharlo.

El mediocampista llegó al Barça en enero de 2019 luego de una fantástica temporada en aquel Ajax que alcanzó las Semifinales de la Champions League tras eliminar al Real Madrid y a la Juventus, y el club pagó por él 86 millones de euros (75 fijos y 11 en variables).

El balance tres años y medio después arroja marcados altibajos y una versión que nunca alcanzó los tonos de aquel jugador del Ajax que pisaba ambas áreas, que iniciaba los ataques, que manejaba los hilos del equipo y que marcaba diferencia en la mayoría de los partidos.

De un talento innegable, De Jong no ha logrado erigirse en el comandante en jefe de la media cancha culé y ni siquiera en el socio perfecto de Sergio Busquets. Es tan capaz de ofrecer una buena actuación para después deambular de incógnito en citas importantes.

Si el United lo quiere y está dispuesto a pagar su precio, no deberían existir dudas al respecto. Por oportunidades no se puede quejar y sin tratarse de un fiasco ni mucho menos, sí que ha quedado en deuda y no ha dado el ancho. Las cosas como son.

Los motivos para que no haya logrado irrumpir pueden ser varios, pero el que se señala con mayor frecuencia es que no juega en la posición que mejor domina que es la de centrocampista, pues en dicha demarcación el ‘amo y señor’ es Busquets.

Sin embargo, sin minimizar dicho argumento, la tendencia de De Jong vestido de azulgrana ha sido la irregularidad. Con el mismo Xavi, quien no concibe su salida y lo ha colocado como una de las piedras angulares de su proyecto, ha estado alejado del protagonismo que se le demanda.

Este Barcelona no debería tener ‘intocables’ más allá de Pedri y Busquets, así que va de nuevo: si el Manchester United está dispuesto a pagar bien por De Jong y eso ayudará a aliviar medianamente las finanzas del club, ya se están tardando.

No habrá ninguna pérdida mayúscula que lamentar. El mejor de la historia se despidió el 8 de agosto de 2021 y a partir de ese momento las puertas de salida del FC Barcelona son demasiado anchas para cualquiera.