<
>

Luis Suárez ya corre, pisa el césped y acelera en su recuperación

play
Barcelona volvió al camino del triunfo tras la derrota ante el Real Madrid (1:04)

Un solitario gol de Lionel Messi, desde el punto penal, fue suficiente para el equipo culé que sumó los tres puntos ante la Real Sociedad y se ubica líder de LaLiga, a la espera del juego del equipo merengue. (1:04)

BARCELONA -- Luis Suárez sigue evolucionando de la operación de rodilla a la que fue sometido el pasado 12 de enero y la semana pasada fue ya incluso capaz de pisar el césped y hacer algunos ejercicios con el balón, distintas fuentes revelaron a ESPN.

El delantero uruguayo marcó 14 goles durante los 23 primeros partidos de la temporada pero se vio obligado a pasar por el quirófano tras la disputa de la Supercopa de España, debido a unas molestias en el menisco externo de la rodilla derecha.

Suárez ya había tenido que ser operado de esa misma rodilla mayo de 2019 y desde el club se estipuló que el uruguayo tendría que estar apartado de los terrenos de juego durante cuatro meses.

Así, el regreso de Suárez no se esperaba hasta mediados de mayo, pero, según pudo saber ESPN, el jugador confía en acortar los plazos después de que la pasada semana diese un importante paso en su recuperación al saltar al césped.

La semana pasada el propio Suárez mostró imágenes corriendo en una caminadora, pero distintas fuentes han revelado a ESPN que, tras varias semanas entre el gimnasio de su casa y el de la Ciutat Esportiva, el futbolista saltó por primera vez al césped para empezar a realizar ejercicios con el objetivo de reforzar la musculatura.

El delantero ya pudo tocar la pelota sin forzar la maquinaria demasiado e hizo también algunos ejercicios de carrera en la rampa de hormigón del recinto deportivo del Barça, donde el futbolista uruguayo dio síntomas de cansancio.

En el Barcelona desea ir con calma y nadie en el vestuario quiere poner una fecha mientras que Suárez confía en aprovechar el parón por selecciones de finales de mes para dar otro impulso a su recuperación e intentar jugar algún partido antes del final de la temporada.

“Fue muy triste cuando me dijeron que eran cuatro meses de baja. En la resonancia se ve una cosa y el doctor aclaró que hasta que no entrara no podía saber el grado de la lesión. Cuando el doctor me lo dije, me hice el fuerte. Pero cuando se fueron los doctores, me derrumbé con mi mujer porque no me lo esperaba.

“En seguida cambié el chip. Quiero demostrar que no son cuatro meses. Serán menos, seguro. Estoy convencido. Quiero estar cuanto antes. Veo al equipo y me dan más ganas de volver antes”, dijo hace unos días Suárez en una entrevista a RAC1.

Con todo, y salvo recaída, el futbolista uruguayo podrá estar con sus compañeros en la Copa América de Argentina y Colombia, donde espera llegar en muy buen tono físico.

El año pasado, tras caer en semifinales de Champions League ante el Liverpool con el Barcelona, el atacante también fue intervenido y pudo estar con el equipo nacional en la Copa América de Brasil.