<
>

Policía no permite trabajar a empleados de Barcelona

play
Las implicaciones del arresto de Josep Maria Bartomeu (1:30)

Jordi Blanco explica las consecuencias que podría tener dentro del club la detención del ex presidente del Barcelona Josep María Bartomeu, al tiempo que adelanta que podría haber más detenciones con el correr de la semana. (1:30)

Los Mossos d'Esquadra continúan realizando sus registros en el Camp Nou y dejan que los trabajadores realicen sus labores

Los Mossos d'Esquadra siguen en el Camp Nou tras prácticamente tres horas de registro de las oficinas del FC Barcelona por el caso 'Barçagate', y no dejan trabajar a los empleados ni de forma presencial ni por remoto para no entorpecer la investigación.

Además, según fuentes del club consultadas por EFE, la policía catalana tiene retenidos dentro de las oficinas a algunos altos ejecutivos y trabajadores de la entidad azulgrana para tomarles declaración. En cambio, han invitado a marcharse a otro grupo de empleados que no han considerado que debieran declarar.

Los Mossos se presentaron en las instalaciones del estadio alrededor de las 11 horas de este lunes con una orden judicial y posteriormente detuvieron por propia iniciativa al director general, Óscar Grau, y al jefe de los servicios jurídicos, Román Gómez Ponti.

Al mismo tiempo, fueron detenidos en sus domicilios al expresidente Josep Maria Bartomeu y al exdirector del área de presidencia Jaume Masferrer.

En las diligencias previas, los Mossos d'Esquadra encontraron indicios de posible administración desleal y/o corrupción entre particulares.

Esta investigación judicial, que parte de una denuncia del grupo de opinión azulgrana 'Dignitat Blaugrana', se encuentra aún bajo secreto de sumario, el cual ha sido alargado seis veces por el juzgado de instrucción número 13 de la Audiencia de Barcelona. La última prórroga finaliza el 10 de marzo.

El 'Barçagate' es el caso en el que una empresa contratada por el FC Barcelona presuntamente habría llevado a cabo en las redes sociales una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu.