<
>

MLS aún no se plantea recorte salarial, dice jefe de la Unión de Jugadores

play
Se extiende el plazo sin entrenamientos para equipos de la MLS (1:24)

Katia Castorena actualiza la forma en que trabajan los futbolistas de LAFC en medio de la pandemia de coronavirus. (1:24)

El director ejecutivo de la Asociación de Jugadores de la Major League Soccer, Bob Foose, dice que la liga no se ha acercado al organismo para que los jugadores acepten recortes salariales, y agregó que los equipos de la liga están mejor preparados que otros en todo el mundo para hacer frente a los efectos de la pandemia de Coronavirus.

La MLS detuvo su temporada desde el 12 de marzo y no está programada para reanudarse hasta el 10 de mayo, aunque eso parece optimista en esta etapa dado que también existe una moratoria de entrenamiento actualmente vigente hasta el 24 de abril. Existe una clara posibilidad de que la moratoria se extendienda.

El cierre ha ejercido presión sobre MLS, con algunos empleados de la sede obligados a aceptar un recorte salarial de hasta 25 por ciento, aunque los salarios de los empleados de reciente entrada se mantuvo sin cambios. Ese movimiento aún tiene que llegar a los empleados o jugadores de los clubes.

"No hemos escuchado nada (de la liga); no ha habido ningún tipo de propuesta ni nada por el estilo para reducir el salario", dijo Foose en entrevista exclusiva. "Obviamente, estamos en sintonía con el impacto comercial de lo que está sucediendo y estamos teniendo esas conversaciones con la liga lo mejor que podemos".

Foose confirmó que no hay una cláusula de "fuerza mayor" en el Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA) con la MLS que otorgaría a la liga un derecho contractual para implementar reducciones en los salarios de los jugadores debido a un evento como una pandemia. Las dos partes acordaron un marco para un nuevo CBA en febrero, pero Foose dijo que el trabajo de finalizar el acuerdo se ha retrasado a medida que la liga intenta navegar a través de la pandemia.

"Si nos establecemos un poco, entonces obviamente (el CBA) es una de las cosas en las que podemos volver a saltar, que es solo mirar el lenguaje real del CBA y ese tipo de cosas", dijo. "Creo que la mayor parte de eso es bastante sencillo. Nuestra hoja de términos en realidad tiene una gran cantidad de acuerdos que ya se escribieron en lenguaje tipo CBA. Cada vez es más fácil. Por lo tanto, no anticipo problemas allí. Creo que recurriremos a él cuando podamos".

La MLS todavía espera jugar una temporada completa, con un escenario en el que la liga comenzará nuevamente en julio. Pero eso requeriría juegos cada tres o cuatro días, un calendario con el que se corre el riesgo de sobrecargar a los jugadores. Foose hizo eco del deseo de la liga de jugar tantos juegos como sea posible, pero admitió que habrá que alcanzar un punto medio en términos de carga de trabajo.

"Habrá cierto límite en términos de la carga que creemos que pueden asumir", dijo Foose. "Pero al mismo tiempo, obviamente entendemos que es de nuestro interés jugar tantos juegos como podamos jugar de manera segura. Es muy difícil planificar en este momento, porque simplemente no sabemos cómo va a estar el mundo.

"Esto es pura especulación de mi parte, pero una parte de mí piensa que cuando lleguemos a una especie de meseta ([con la pandemia) al menos tendremos la capacidad de hacer algunas predicciones que es mejor de lo que tenemos ahora, se siente un poco como tirar dardos a un tablero".

Foose siente que la relativa estabilidad financiera de la MLS le permitirá navegar a través de la pandemia mejor que algunas de sus contrapartes en todo el mundo.

"Muchos, muchos clubes en Inglaterra y en Europa están bastante cerca del límite en términos de insolvencia", dijo Foose. "Por lo tanto, es un problema muy real e inmediato para ellos. Lo que no es menospreciar las consecuencias financieras que todo tipo de empresas van a sentir aquí, pero creo que nuestra liga está en una posición muy sólida, gracias a mucho trabajo, esto se ha hecho a través de los años y gracias a los propietarios de nuestros equipos.

"Esto es difícil. Estábamos en un lugar donde llegamos a esta temporada con mucho optimismo y realmente nos sentimos bien por el punto en el que estábamos colectivamente, y listos para tener una temporada fantástica, detener ese esfurzo es difícil. Estoy seguro de que superaremos en lo que hay afuera".