<
>

No pudo Teófimo noquear a Nakatani

play
¡Teófimo López venció a Masayoshi Nakatani por decisión unánime! (1:32)

El estadounidense es el nuevo retador mandatorio FIB del peso ligero. (1:32)

El noqueador Teófimo López no pudo noquear al japonés Masayoshi Nakatani en el MGM National Harbor de Maryland, pero de cualquier forma sacó la victoria por la vía de la decisión unánime para enfilarse a una batalla ante el africano Richard Commey por el cetro Ligero de la Federación Internacional de Boxeo.

Teófimo se llevó tarjetas de 118-110, 119-109 y 118-110 a su favor para mejorar su récord a 14-0 y 11 nocauts, aunque rompió con la racha de cinco nocauts que tenía el peleador de sangre hondureña. Nakatani perdió por primera vez en su carrera y dejó su marca con 18-1 y 12 nocauts.

Teófimo tuvo que bregar toda la ruta y por momentos lucio algo cansado, pero al final siempre mantuvo el control de la batalla ante un japonés que sorprendió por sí aguante y porque fue valiente e incluso trató de sorprender al enemigo.

En el respaldo, en una pelea candidata a la mejor del año, el puertorriqueño Subriel Matías ganó el duelo de poder a poder a Maxim Dadashev y quedó como retador mandatorio al cetro Superligero de la Federación Internacional de Boxeo en poder de Josh Taylor.

Matías doblegó al final de 11 rounds a Dadashev en una batalla de poder a poder en la que la presión del boricua fue clave, pues logró cansarlo y al final obligó a la esquina del ruso a detener la contienda al ver que no respondía ya.

Con este resultado, Subriel mejoró su récord a 14-0 con 14 nocauts, mientras que Dadashev se quedó con marca de 13-1 y 11 fueras de combate. Ahora Subriel deberá esperar por el ganador de la pelea entre Regis Prograis y Josh Taylor, quienes se medirán en la final de la World Boxing Super Series en esta segunda temporada.

Tras la batalla, Dadashev fue llevado al hospital con una lesión y de acuerdo con los últimos reportes podía ser sometido a una cirugía, en espera de que su estado de salud no se agravara, aunque la condición era crítica y de pronóstico reservado.