<
>

Patriots en riesgo de perder su racha de descansos en playoffs

play
Steelers y Patriots acaparan el drama en la Conferencia Americana (0:48)

Kary Correa rememora el camino que ambas escuadras han atravesado las últimas semanas en búsqueda de la postemprada. (0:48)

FOXBOROUGH -- Los New England Patriots se han ganado un descanso en la primera ronda de los playoffs en ocho temporadas consecutivas, la racha más larga desde la realineación de las divisiones en el 2002. Sin embargo, esa racha está en riesgo y los Patriots nunca han alcanzado el Super Bowl bajo la dirección del entrenador en jefe Bill Belichick sin ese descanso.

Los Patriots no son el mismo equipo como visitantes, con marca 3-5 esta temporada luego de registrar el mejor récord de la liga, 47-17 (.734) del 2010 al 2017. New England ha sido históricamente menos formidable cuando sale de casa en los playoffs. Bajo la dirección de Belichick, los Patriots están 3-4 como visitantes, lo que incluye tres derrotas consecutivas. La última vez que ganaron un partido como visitantes fue en la Ronda Divisional del 2006 frente a los San Diego Chargers.

Hay varias razones detrás de la irregular campaña de los Patriots.

LOS PROBLEMAS DE BRADY

Tom Brady está en ritmo para tener su menor cantidad de pases de touchdown y mayor cantidad de intercepciones desde el 2013. Actualmente está en la posición N° 20 en índice de touchdowns y N° 18 en porcentaje de pases completos. Los problemas de Brady se derivan de varias fuentes.

No ha brillado contra las cargas
Brady está en la posición N° 25 con un porcentaje de pases completos del 57.3 por ciento contra las cargas esta temporada. Además, ha lanzado cuatro intercepciones contra la carga, empatando con Ryan Fitzpatrick con la segunda mayor cantidad este año. Sólo Matthew Stafford (5) ha sido interceptado más veces contra la carga.

Aumento de pases lejos de su objetivo
Brady tiene un índice de pases lejos de su objetivo de 20.1 por ciento, su más alto desde el 2013. Actualmente está en la posición N° 31 en porcentaje de pases lejos de su objetivo, únicamente por delante de Sam Darnold y Josh Allen entre los mariscales de campo calificados.

Problemas en ventanas estrechas
De acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL, Brady ha completado apenas el 28.8 por ciento de sus pases en ventanas estrechas. Ese es el cuarto peor porcentaje entre jugadores con al menos 50 intentos. Sólo Eli Manning, Blake Bortles y Darnold se ubican por debajo.

Zona roja
La ofensiva de los Patriots ha tenido problemas terminando sus series. New England se ubica en la posición N° 16 en porcentaje de touchdowns en zona roja (58 por ciento), que sería su más bajo desde el 2008, cuando Brady sólo jugó un partido debido a una lesión de ligamento cruzado anterior. En temporadas en las que Brady ha estado sano, los Patriots no habían estado tan abajo en eficiencia en zona roja desde el 2003, cuando terminaron en la posición N° 27.

Brady ha sido una parte importante de estos problemas, ubicándose en la posición N° 25 con un índice total de pasador de 43 en la zona roja. Desde la Semana 8, Brady está 0-9 en lanzamientos a las diagonales, la mayor cantidad de intentos sin un pase completo en ese lapso.

BRADY NO HA RECIBIDO AYUDA DE SUS COMPAÑEROS

La mala campaña de los Patriots no es culpa sólo de Brady, ya que sus compañeros tampoco han elevado su nivel.

El declive de Gronk
Rob Gronkowski está promediando 59.8 yardas recibidas por partido, que sería su cifra más baja desde su año de novato en el 2010. Tampoco ha podido atrapar ninguno de los siete pases en su dirección en las diagonales. Únicamente Ryan Griffin (8) tiene más balones en su dirección en las diagonales sin una recepción esta temporada.

Un gran problema es la incapacidad de Gronk para crear sus propias yardas después de la recepción. Gronkowski fue uno de las mejores alas cerradas creando yardas después de la recepción en el 2016 y 2017, pero eso cambió este año.

Gronk se está moviendo más lento, también. De acuerdo a las NFL Next Gen Stats, la velocidad promedio de Gronkowski esta temporada es de 5.56 millas por hora, ubicándose en el lugar N° 41 de 44 alas cerradas con al menos 150 rutas recorridas.

Falta de producción de los corredores
Sony Michel y James White han visto caer su producción en las últimas tres semanas. Michel está promediando apenas 3.6 yardas por acarreo en tres juegos desde que estableció una marca personal con 133 yardas terrestres contra los New York Jets. En ese lapso, los Patriots se ubican en la posición N° 27 en yardas por acarreo (3.8).

Por su parte, James White lideró a todos los corredores en yardas recibidas (562) y recepciones (66) en las primeras 10 semanas. Desde el descanso de New England en la Semana 11, sin embargo, White ha sido mucho menos prolífico, atrapando apenas 15 pases para 137 yardas. En cuanto a partidos, White ha pasado de promediar 56.2 yardas recibidas y 6.6 yardas por partido en las primeras 10 semanas a 34.3 yardas recibidas y 3.8 recepciones por juego desde el descanso.

Mala defensiva
La defensiva contra la carrera de los Patriots ha colapsado esta temporada, permitiendo 4.99 yardas por acarreo (N° 31 de la liga). Ese sería el peor promedio de yardas por acarreo que han permitido los Patriots bajo la dirección de Belichick y la segunda peor marca en la historia de la franquicia (5.09 en 1973).

El principal problema es la cantidad de yardas que los corredores rivales ganan antes que la defensiva tenga la oportunidad de hacer la tacleada. Los Patriots permiten 3.11 yardas antes del contacto por acarreo, ubicándose en el lugar N° 29 de la liga. Ese sería, también, el peor promedio de yardas antes del contacto por acarreo que permite New England desde el 2008.