<
>

Chargers agradecen experiencia en México pese a un duro tropiezo

play
¿Rivers debe decir adiós a la NFL? (0:57)

Pablo Viruega y Lalo Varela analizan al QB de los Chargers (0:57)

MÉXICO -- El semblante de Philip Rivers de inmediato denotaba la dura noche que pasó en México después de cuatro intercepciones en más de 50 pases que representó la séptima derrota del año para Los Angeles Chargers, pero también fue claro que eso no tuvo nada que ver con la gran experiencia que representó el jugar al sur de la frontera por primera vez en su carrera.

"Fue simplemente increíble. El ambiente y los aficionados estuvieron sobresalientes, por lo que aparte del resultado, fue en general una buena experiencia", declaró.

Rivers finalizó con 28 pases completos en 52 intentos para 353 yardas que acompañó con una anotación y cuatro intercepciones, lo que derivó en su peor juego en lo que va de la campaña y ahora lleva siete pases a manos enemigas en sus últimas dos apariciones para escalar posiciones en este poco honorable departamento.

Pese a esto y, haciendo de lado el resultado, el ala defensiva Melvin Ingram III dijo que no hay nada que reprocharle a los más de 76,000 aficionados que se dieron cita en el Estadio Azteca, aseverando que es una experiencia que recomendaría a cualquier jugador de la NFL.

"No esperaba menos que esto en cuestiones de ambiente. Del campo no tengo ninguna queja y la verdad es que me sentí muy bien de todo esto", finalizó uno de los jugadores más destacados de la franquicia californiana que salió con la derrota a cuestas de "casa".