<
>

Aaron Rodgers fue el mejor jugador de la Semana 13 en la NFL

play
Ryan Fitzpatrick, el hombre clave en el triunfo de los Dolphins (1:02)

Javier Trejo Garay analiza las acciones del QB de Miami y lo que lo coloca como el jugador más importante de la Semana 13. (1:02)

Un viejo conocido nuestro recuperó el puesto de honor en este espacio luego de una ausencia del primer plano, a pesar de que fue el único en su posición elegido entre lo más destacado de la jornada.

AARON RODGERS, QB, GREEN BAY PACKERS

El quarterback de los Packers llevaba solamente dos pases de anotación en sus últimas tres salidas combinadas, dos de ellas derrotas, así que los ojos estaban puestos sobre él después de un inusual periodo de baja productividad, de acuerdo a lo que nos tiene acostumbrados.

Una visita a un MetLife Stadium nevado al más puro estilo Wisconsin resultó ser el remedio perfecto. Rodgers conectó 21 de 33 pases para 243 yardas y cuatro touchdowns sin intercepciones en la paliza que le propinaron esta tarde los Packers a los New York Giants.

Para Rodgers, fue su primer partido de visita con cuatro pases de anotación desde la Semana 17 del 2016, frente a los Detroit Lions, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Es de notarse que Rodgers no recibió la ayuda del juego terrestre que se había convertido en una práctica común durante la campaña. Aaron Jones corrió el ovoide 11 veces para solo 18 yardas, y Jamaal Williams aportó 41 yardas en 10 intentos. Ninguno de ellos anotó por tierra.

No fue necesario gracias a la gran tarde de Rodgers, que encontró al otro lado de sus conexiones de anotación a Davante Adams en dos ocasiones, Allen Lazard y Marcedes Lewis.

MENCIONES HONORÍFICAS

Carlos Dunlap, DE, Cincinnati Bengals. Los Bengals se quitaron, por fin, el cero de la columna de victorias en el año, derrotando por 22-6 a unos New York Jets que se convirtieron con ello en el primer equipo en perder en la misma temporada ante dos equipos con marca de 0-7 o peor. Dunlap fue parte importante en el triunfo, convirtiéndose en una pesadilla para Sam Darnold, a quien capturó en tres ocasiones. Además, registró siete tacleadas totales, seis tacleadas para pérdida de yardas y un pase defendido en la mejor actuación defensiva de la Semana 13.

Derrius Guice, RB, Washington Redskins. Actuaciones como la de hoy es lo que proyectaban los Redskins cuando convirtieron a Guice en su recluta de segunda ronda del 2018. Con 10 acarreos para 129 yardas incluyendo dos touchdowns, Guice fue parte de una exhibición absolutamente dominante por tierra que también incluyó las 99 yardas y un touchdown en 13 acarreos para Adrian Peterson, en la victoria por 29-21 sobre los Carolina Panthers.

Derrick Henry, RB, Tennessee Titans. Otra victoria de los Titans, y otra enorme salida de Henry, quien llevó el ovoide 26 veces para 149 yardas --liderando a la liga en la jornada-- con un touchdown en el triunfo divisional por 31-17 sobre los Indianapolis Colts. En los últimos tres partidos, Henry suma 496 yardas y cinco touchdowns, para confirmarse como uno de los jugadores que pasa por mejor momento en la NFL.

Raheem Mostert, RB, San Francisco 49ers. San Francisco jugó lo suficientemente bien para no ser apaleado por Baltimore, y eso es decir mucho, de acuerdo a lo que hemos visto de los Ravens en semanas recientes. Una de las claves para los Niners fue lo bien que corrieron el balón por fuera, aprovechando las habilidades de un Mostert que se despachó con 146 yardas y un touchdown en 19 acarreos. Todavía no hay respuesta definitiva sobre cómo se frena a Lamar Jackson, pero Moster y los Niners demostraron que por tierra son muy vulnerables los Ravens, afuera de los tackles.

DeVante Parker, WR, Miami Dolphins. Por años, se han preguntado los aficionados de los Dolphins por qué el equipo invirtió una selección de primera ronda de draft en Parker, cuya producción ha sido, en el mejor de los casos, irregular a lo largo de los primeros cuatro años y fracción en la NFL. hubo que verlo en acción este día, porque estas exhibiciones no son comunes. Parker destrozó a la defensiva secundaria de los Philadelphia Eagles, quemándolos con 159 yardas y dos touchdowns en siete atrapadas como parte de una victoria de 37-31.

Courtland Sutton, WR, Denver Broncos. En el debut de Drew Lock como quarterback de NFL y titular para Denver, el novato de Missouri se encontró en Sutton a un socio ideal para salir con un triunfo sobre Los Angeles Chargers, por 23-20. El receptor abierto de segundo año atrapó cuatro pases para 74 yardas, y dos touchdowns. Uno de ellos lo verán una y otra vez en la semana, como parte de las mejores jugadas de la jornada.

Deshaun Watson, QB, Houston Texans. Cuestión de semántica: el cuarto touchdown del partido para Watson llegó en lo que parecía una lateral que, al final, terminó avanzando el ovoide por aire, lo que se contabiliza como atrapada de touchdown. Después de lanzar para tres anotaciones, previamente, Watson se convirtió esta noche en el primer jugador en lanzar para tres touchdowns y atrapar otro desde que Jim McMahon lo lograra en 1985, de acuerdo a ESPN Stats & Information. En general, una noche casi perfecta para Watson, quien completó 18 de 25 pases para 234 yardas en el desmantelamiento de los New England Patriots, por 28-22, en el último partido de la jornada dominical.

Robert Woods, WR, Los Angeles Rams. Los Rams buscaban quién pagara los platos rotos de la jornada previa, cuando fueron completamente humillados por los Ravens, y los Arizona Cardinals se asomaron como las víctimas perfectas. La ofensiva del head coach Sean McVay encontró nuevamente ritmo en el triunfo por 34-7, y Woods se convirtió en el arma ofensiva más importante del día, atrapando 13 pases para 172 yardas --con las que lideró a la NFL esta semana--, aunque nos quedó a deber la anotación.