<
>

Cowboys saca partido del histórico Draft 2020 de la NFL

play
Los Cowboys ganan en el draft (1:56)

Carlos Nava analiza las buenas elecciones de Dallas, que se hizo de jugadores en posiciones que necesitaban. (1:56)

DALLAS – Los Dallas Cowboys llegaron, vieron y cumplieron.

El Draft 2020 de la NFL luce más que completo conforme a las necesidades que los Cowboys tenían de manera evidente y las que no tanto, con la debida salvedad, pues eso dista de significar que todos sus picks tengan que ser de impacto inmediato. En el tercero y último día de Draft, los Cowboys reclutaron en cuarta ronda a su segundo esquinero del fin de semana, Reggie Robinson II, de la Universidad de Utah; y en esa misma ronda consiguieron al centro de la Universidad de Wisconsin, Tyler Biadasz, gracias a un canje con los Philadelphia Eagles.

Philadelphia les dio la última selección de la cuarta ronda a cambio de una quinta de este año, en la que Dallas tenía dos opciones, y otra quinta del 2021.

En la quinta ronda, los Cowboys reclutaron al ala defensiva de la Universidad de Utah, Bradlee Anae, antes de completar el Draft con el quarterback de la Universidad James Madison, Ben DiNucci.

En los primeros dos días del Draft, los Cowboys abrieron el jueves de manera sorpresiva y positiva con el receptor CeeDee Lamb, de Oklahoma, y continuaron el viernes con el esquinero Trevon Diggs, de Alabama, y el tackle defensivo Neville Gallimore, también de Oklahoma.

“Grandes escuelas, buenos antecedentes. Jugaron a altos niveles“, dijo el dueño y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones. “La ventaja de estos jugadores fue un factor importante. Son muy capaces de subir en relación con todas sus habilidades, pero lo que han hecho nos muestra que tienen esas habilidades. Todos ellos son muy físicos. Tienen medidas físicas que realmente son prototipo de sus posiciones. Son excelentes en todos los ámbitos, estos tres muchachos, son atletas sobresalientes, en cualquier medida“.

Lamb completa la tercía de receptores titulares, junto a Amari Cooper y Michael Gallup, quien al finalizar la próxima temporada comenzará a pedir extensión contractual.

Los esquineros Diggs y Robinson se unirán a Chidobe Awuzie, Jourdan Lewis y Anthony Brown, quienes también al finalizar la próxima temporada pueden convertirse en agentes libres en una defensiva secundaria de la que se fue en este receso de campaña de Byron Jones.

Gallimore será parte de la profundidad de tackles defensivos, junto a los veteranos recién contratados Dontari Poe y Gerald McCoy, quienes se perfilan como titulares. A nadie deberá sorprender que juegue más que Trysten Hill, quien fue elegido en la segunda ronda del Draft del 2019; la primera opción que tuvo Dallas en ese reclutamiento.

“Son dos jugadores que queríamos“, dijo el entrenador Mike McCarthy. “Tuvimos entrevistas con ellos en el Combine, en videoconferencia. Los seguimos. Ambos pueden ser de impacto inmediato“.

EL HEREDERO DE TRAVIS FREDERICK

Es probable que Biadasz, centro All-American de Wisconsin, sea, a mediano plazo, el reemplazo del recién retirado Travis Frederick, quien egresó de la misma universidad en 2013.

Esta temporada el centro titular de los Cowboys es Joe Looney y atrás de él estará Connor McGovern, un jugador elegido en tercera ronda del año pasado como guardia de la Universidad de Penn State, donde también jugó como centro. Pasó toda su campaña de novato lastimado del pecho, pero es un jugador al que los evaluadores de talento dieron muy alta calificación antes del reclutamiento de 2019.

“Intento moldear mi (juego) como el suyo“, dijo Biadasz en conferencia telefónica este sábado. “Obviamente, él es uno de los grandes. Es un animal y trato de moldear mi juego así. Creo que nuestros tipos de cuerpo son muy similares. Y espero mantener lo que dejó en la organización de Dallas“.

Anae, ala defensiva All-American y líder en capturas en la historia de Utah, tendrá oportunidad de competir por ser parte de una rotación de día de juego con Dorance Armstrong, Joe Jackson y Jalen Jelks; los últimos dos reclutados en el Draft anterior, pero pasaron la mayor parte del tiempo desactivados en el equipo de prácticas.

“Seleccionaron un tipo que tiene una ética de trabajo (...)", dijo Anae. “Mis fortalezas probablemente serían mi ética de trabajo y mi capacidad para hacer jugadas y ser productivo“.

DiNucci tendrá que probar desde el primer día que pise el campo de juego si quiere un lugar en el roster, aunque sea del equipo de prácticas y que puede ser el quarterback que el entrenador en jefe, Mike McCarthy, dijo que le gustaría desarrollar principalmente como pieza de campo para el futuro.

“Creo que ésta fue una buena experiencia en todos aspectos“, dijo McCarthy. “Fue un Draft único. Creo que salimos satisfechos. La paciencia, el trabajo y toda la preparación pagó. Los scouts hicieron su trabajo; Will (McClay, vicepresidente de personal) cubrió todos los detalles y perspectivas. Es el MVP (el Más Valioso). Estoy contento con los muchachos que seleccionamos. Conseguimos mucho talento“.