<
>

Dak Prescott pidió a gobernador de Oklahoma por la libertad de Julius Jones

play
Primeras palabras del coach de Cowboys en frente de su equipo: 'Todo lo que hacemos es para ganar' (0:44)

Mike McCarthy tuvo su primera junta con algunos jugadores veteranos de los Dallas Cowboys, en donde explicó lo que se viene para el equipo. (0:44)

El quarterback de los Cowboys, Dak Prescott, envió una carta solicitando que se anule la condena a muerte de Julius Jones

El mariscal de campo de los Dallas Cowboys, Dak Prescott, se unió a un movimiento para solicitar al gobernador de Oklahoma que anule la condena y libere a Julius Jones, un hombre afroamericano que se encuentra en el corredor de la muerte por homicidio.

En una carta enviada a la oficina del gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, y la junta de libertad condicional del estado, cuya copia fue obtenida por ESPN en junio, Prescott abogó a nombre de Jones, escribiendo que esta es una oportunidad para corregir un "error judicial".

"Los acontecimientos actuales están arrojando luz necesaria sobre los prejuicios profundamente arraigados y el maltrato sistémico a la gente afroamericana, y espero sinceramente que los movimientos culturales de hoy provoquen importantes cambios sociales que crearán un mejor mañana", escribió Dak Prescott. "Con ese fin, todos ustedes están en la posición única de poder tener un impacto directo al atender un error judicial específico".

Dak Prescott se unió al mariscal de campo de los Cleveland Browns, Baker Mayfield, y a las estrellas de la NBA, Russell Westbrook, Blake Griffin, Trae Young y Buddy Hield para pedir al gobernador que perdone la vida de Jones. En su carta, Dak Prescott hizo referencia a su experiencia con la injusticia racial.

"Como hombre afroamericano en este país ahora mismo, experimento injusticias de primera mano día tras día, incluso como un atleta con 'estatus de celebridad'", escribió Dak Prescott.

En el 2002, Jones fue condenado por asesinato en primer grado por la muerte de Paul Howell. El empresario de 45 años de edad recibió un disparo en la cabeza el 28 de julio de 1999, mientras estaba sentado en un vehículo en la entrada de la casa de sus padres en Edmond, Oklahoma.

Jones ha mantenido su inocencia, con él y su familia diciendo que estaba en casa en el momento del crimen. Los defensores han apuntado a cuestiones como el prejuicio racial, una investigación defectuosa y una defensa mal equipada para explicar por qué creen que la condena de Jones debería ser anulada. La división de Black Lives Matter en Oklahoma City incluyó una conmutación de la condena para Jones en una lista de demandas que fue presentada al alcalde de Oklahoma City, David Holt, el 1° de junio.

"Después de revisar los hechos del caso Julius Jones, creo firmemente que la persona equivocada está siendo castigada por este crimen terrible; además, una evaluación del proceso que llevó a la condena del Sr. Jones genera serias preocupaciones legales y éticas", escribió Dak Prescott. "Les suplico que corrijan este error. Por favor no dejen que otro afroamericano inocente muera por el maltrato sistémico que ha afectado a nuestra nación durante tanto tiempo".

El mes pasado, el fiscal general de Oklahoma, Mike Hunter, publicó un resumen de las transcripciones del juicio en el caso que dice refutan lo que describió como "información errónea" que se ha proporcionado al público sobre la condena de Jones.

"El hecho es que Julius Jones asesinó a Paul Howell a sangre fría frente a su hermana e hijas", indicó Hunter. "Ninguna imploración de celebridades o profusión de información errónea cambiará eso".

No se ha establecido una fecha de ejecución para Jones, pero ha agotado todas sus apelaciones. Hunter anunció a principios de este año que el estado está preparado para reanudar las inyecciones letales.

"El tratamiento de Julius Jones es el tipo de error judicial que los hombres afroamericanos como yo vivimos temiendo, y es por eso que me siento obligado a usar la influencia con la que Dios me ha bendecido para expresar lo que creo es correcto y dar voz a aquellos que no pueden hablar por sí mismos", escribió Dak Prescott. "El caso de Julius Jones es un claro ejemplo de lo que puede ocurrirle a una persona que no puede pagar la representación legal y lo que puede ocurrirle a una persona afroamericana en cualquier momento en este país, esa es la razón exacta por la que tantos están protestando por cambios que tan desesperadamente necesitamos".

En junio, Dak Prescott prometió 1 millón de dólares "para mejorar el entrenamiento policial y atender el racismo sistémico a través de la educación y defensa en nuestro país". Su acción se hizo después de la muerte de George Floyd, quien fue asesinado mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis en mayo.

Información de Royce Young, Todd Archer y AP fue utilizada en la redacción de esta nota.