<
>

Hora de volver a casa

TORONTO (EFE) -- La selección de Uruguay quedó el miércoles eliminada en la Copa del Mundo Sub'20 Canadá 2007 al perder, de manera totalmente inmerecida y tras prórroga, frente a Estados Unidos por 2-1 en los octavos de final.

El equipo de Gustavo Ferrín se volverá para casa, pero lo hará con la cabeza alta, ya que hizo todo lo que pudo y más para superar a un rival que fue inferior pero tuvo más fortuna.

De hecho, el equipo celeste rozó con la yema de los dedos el pase a cuartos, ya que Luis Suárez le adelantó en el minuto 73. Parecía un gol definitivo, ante lo espeso del choque y las pocas ocasiones que se crearon con anterioridad.

Pero, Estados Unidos, ya casi sobre la hora, encontró un golpe de suerte en una jugada un tanto embarullada en el área charrúa que acabó con un gol en propia puerta de Cardaccio al intentar el remate ya a bocajarro de Askan.

En la prórroga, otro tanto de lo mismo. Dominio e insistencia uruguaya y gol de Estados Unidos en otro balón que no supo despejar la defensa sudamericana. Esa vez el que marcó fue Bradley en el minuto 107.

Si hasta su parte final el choque no fue un dechado de florituras, la primera parte resultó especialmente trabada. Fue por la actitud defensiva de una Estados Unidos muy alejada de la excelente imagen que estaba dando en el campeonato.

Uruguay, por su parte, a pesar de llegar por debajo en los pronósticos, quiso hacer valer la historia y tomó el mando del partido. No le sirvió de mucho, pero si para acercarse en tres ocasiones con peligro al arco de Perk, dos Luis Suárez, el mejor de su equipo, y una Cavani.

Estados Unidos apenas si respondió con dos remates de cabeza de Altidore fáciles para Irrazabal, sustituto de Goicoechea.

La primera mitad de la segunda parte fue como toda la primera, es decir, fea y sin oportunidades para marcar.

El partido se embaló llegándose al ecuador del segundo tiempo. Luis Suárez avisó de sus intenciones posteriores con un cabezazo un tanto complicado que se marchó fuera.

Después aprovechó una jugada que él mismo inició y en la que falló Perk en el blocaje para adelantar a su equipo. Respondió diez minutos más tarde el conjunto norteamericano con un disparo dentro del área de Bradley que repelió Irrazabal con una buena intervención.

No estuvo tan afortunado en la jugada del empate el portero uruguayo, ya que dejó un balón suelto en el área tras un saque de córner que, después de un rechace y una posible mano de Szetela, acabó en la red.

Todo lo que había andado Uruguay lo tuvo que desandar en una jugada mal despejada. No obstante, se repuso del golpe recibido y, aún sin llegarse al tiempo reglamentario, Díaz, por dos veces en la misma jugada, la segunda de ellas con un tiro al palo, estuvo a punto de lograr el 2-1.

No llegó y el choque se fue a la prórroga, en la que los de Ferrín siguieron por su atrevido y esforzado camino. Volvieron a contar con una buena ocasión en un remate de cabeza de Cáceres, pero fue EEUU el que volvió a encontrarse con un gol que no había buscado demasiado.

Lo marcó Bradley en el minuto 107 y a partir de entonces, con Uruguay volcado, pudo hasta golear con varias contras en las que se presentó ante Irrazabal con muchas opciones de marcar. Las fallaron Szetela y Ferrari, y el choque terminó 2-1 y con los norteamericanos en cuartos de final.