<
>

El Barcelona, sin mucho avance en fichaje de Firpo

play
Reciben con Mariachis al Betis en Querétaro (0:49)

El equipo de los mexicanos Diego Lainez y Andrés Guardado recibió un cálido recibimiento en el centro del país. (0:49)

BARCELONA -- Júnior Firpo viajó con la expedición del Betis a México, donde debe enfrentar sendos partidos amistosos frente a Querétaro y Puebla, pendiente de las conversaciones abiertas entre el club verdiblanco y el FC Barcelona, donde su nombre, reconocieron a ESPN Deportes fuentes solventes del Barça, se consolidó como principal candidato en la posición de lateral zurdo que pretende reforzar Ernesto Valverde.

El club azulgrana, sin embargo, no está dispuesto a entrar en un tira y afloja con el Betis por el fichaje del internacional Sub 21, plantado en una propuesta por debajo de los 30 millones de euros que, de momento, no ha encontrado el visto bueno desde el Benito Villamarín.

El carrilero de origen dominicano, del que se valora de manera especial su fortaleza física, profundidad y rapidez en recuperar la posición, es contemplado como una excelente alternativa a Jordi Alba, falto de competencia la pasada temporada en la que el entrenador no se decidió por dar confianza a Juan Miranda, quien ahora se estima figura clave en la negociación abierta entre los dos clubes, llamado a recorrer el camino inverso con destino al Villamarín.

Tal y como publicó en su día ESPN Digital, la operación, bien encaminada, mantiene dudas por su valor definitivo. A pesar de que la cláusula de rescisión del jugador asciende a 50 millones de euros, el Betis se muestra proclive a rebajar sus pretensiones algo por encima de la mitad de esa cantidad, incluyendo a Miranda aunque sin especificarse, todavía, cual sería la consideración del joven azulgrana en su pase al club andaluz.

El Betis, que trabaja en paralelo con otros nombres, estaría interesado en su fichaje definitivo, del que el Barcelona quiere mantener un derecho de recompra o, como en el caso de Cucurella y el Getafe, una futura parte de un traspaso del jugador a un tercer club. Una simple cesión, de entrada, se considera poco probable a no ser que fuera con opción obligatoria de compra.

PACIENCIA
El hecho que los dos clubes tengan a sus equipos de gira y que ni unos ni otros tengan compromisos oficiales hasta el comienzo de la Liga a mediados de agosto (el Barça debutará el viernes 16 en Bilbao y el Betis se estrenará el lunes 19 en el Villamarín frente al Valladolid), provoca que no haya excesiva prisa por ambas partes para solventar el trasvase, aunque en el seno del club andaluz se tiene constancia de que en el Camp Nou se trabajan también otras alternativas.

El Betis, que cerró el fichaje estrella de Nabil Fekir el lunes por 25 millones de euros, sigue interesado en la incorporación de Borja Iglesias desde el Espanyol, cuyo valor está en los 28 millones, y precisa la entrada de efectivo para hacer frente a su pago.

Así, mientras se sigue especulando, lo que no se niega desde el club verdiblanco, con la venta de Lo Celso al Tottenham, el traspaso de Junior Firpo al Barça aliviaría sus necesidades financieras, una cuestión que se conoce en el Camp Nou y que provoca esta falta de urgencia en cerrar la operación.