<
>

Messi, con pocas posibilidades de jugar en Bilbao

play
Piqué: 'Messi quiere enchufar a todos los jugadores' (0:53)

El defensa catalán habló del discurso brindado por Messi en el Joan Gamper. (0:53)

BARCELONA -- Leo Messi no jugará el viernes en San Mamés, en el estreno liguero del Barça frente al Athletic de Bilbao, a no ser que la recuperación de la lesión que sufrió en su primer entrenamiento tras el regreso de las vacaciones experimentase un acelerón que, ahora mismo, se entiende muy improbable.

Aunque el capitán inició su recuperación de inmediato con la intención de no perderse el primer partido de Liga, los plazos establecidos de antemano ya indicaban un periodo de baja mínimo de 10 días, con lo que se entendía un riesgo contar con él en Bilbao, algo que verbalizó Valverde en Michigan antes de regresar la expedición azulgrana desde Estados Unidos y que se mantiene en el plano una vez ya en Barcelona.

La plantilla volverá a los entrenamientos el martes para comenzar a preparar el choque de Bilbao y Leo, siendo optimista, podría llegar a completar una sesión con sus compañeros el jueves, fecha previa al estreno liguero, lo que motiva que no haya mucha predisposición en el seno del cuerpo técnico a tomar un riesgo que, a estas alturas del curso, se considera innecesario.

“Es difícil que le recuperemos para el viernes”, explicó Valverde, manteniéndose al tanto de los ejercicios de Messi en la Ciudad Deportiva del Barça, donde se ha centrado en mejorar el estado del sóleo lesionado en el gimnasio y sin apenas contacto con el balón, circunstancia que invita a la prudencia, teniendo en cuenta que sufrió la lesión en su primer entrenamiento colectivo, el cinco de agosto, y que antes de jugar en Bilbao solamente, en el mejor de los casos, habría entrenado, desde que volvió de vacaciones, en un par de sesiones con sus compañeros.

Visto el excelente desempeño de sus compañeros en el amistoso disputado el sábado en Michigan, con goleada y excelente actuación de Griezmann, Dembélé y Luis Suárez, en el club se estima conveniente mantener la precaución con el crack argentino y apartarle del plano con miras a la segunda jornada, que enfrentará al Barça con el Betis el día 25 en el Camp Nou.

La ausencia de Messi en Bilbao se sumará a la de Neto, quien se lesionó en el último entrenamiento de la plantilla en Estados Unidos y tras diagnosticarle una fractura en la muñeca será operado este martes y quedará fuera de los planes de Valverde durante un mínimo de seis semanas, perdiéndose las primeras seis jornadas de Liga y el estreno de la fase de grupos de la Champions.