<
>

El Barcelona separa a Nelson Semedo del equipo por romper normas de confinamiento al acudir a una fiesta

play
Antoine Griezmann: "hay que adaptarse a jugar sin público' (1:55)

El francés del Barcelona dijo que "tenía cinco años que no tenía tanto descanso, mentalmente y físicamente me vino muy bien". (1:55)

BARCELONA -- Nelson Semedo no entrenó este jueves con la plantilla del Barcelona, “siguiendo el protocolo establecido por LaLiga” según comunicó el club en sus redes sociales después de que fuera descubierto que el lunes, saltándose todas las normas indicadas en el estado de alarma y los protocolos especialmente asignados por la patronal, acudiera a una fiesta de cumpleaños en compañía de otras 20 personas.

El suceso fue conocido el miércoles a través de unas imágenes ofrecidas por el canal de televisión Cuatro y provocó un evidente disgusto en el seno del Barcelona, que trasladó al propio lateral portugués su enfado por su falta de responsabilidad. El futbolista se saltó todas las normas indicadas en la fase 1 de confinamiento, superando el límite de personas reunidas, que es de 15, y no manteniendo la distancia de seguridad.

El club estudia multar a Semedo por su actuación como una falta grave por ignorar las normas de seguridad y poner en riesgo a sus compañeros, ya que el cumpleaños se celebró el lunes y el portugués, que no informó de la fiesta, acudió a entrenar con normalidad tanto el martes como el miércoles. “Son temas internos” zanjó una fuente del Barça a ESPN Digital, no descartando que el jugador reciba una sanción ejemplar.

LaLiga trasladó a los clubs la conveniencia de extremar las medidas de aislamiento de los futbolistas, aconsejando que en esta fase de desescalada previa al retorno a la competición se abstuvieran de relacionarse en la medida de lo posible con personas ajenas de su entorno, una norma que hace dos semanas ya se saltaron diversos jugadores del Sevilla y más recientemente el madridista Luka Jovic.

El Barça reaccionó de inmediato apartando a Semedo del trabajo en grupo, al que no se reincorporará hasta conocerse, el viernes, el resultado de las pruebas de PCR a las que se someterá la plantilla. En el caso de dar negativo, tal y como se confía, el portugués se reintegraría a la disciplina de trabajo normal y estaría en disposición de ser convocado por Quique Setién para el partido del sábado en Mallorca, donde el Barcelona reanudará la competición.