<
>

Panamá sigue teniendo 'pesadillas' con la chilena de Raúl Jiménez

play
Ciro Procuna: Lo más importante en las eliminatorias es seguir ganando, a pesar de las dudas (1:29)

La visita a Panamá se presume más difícil a la hecha a Costa Rica. De ganar, será una jornada redonda, por más que existan cosas por corregir en el Tri. (1:29)

El entonces técnico de Panamá, Julio Dely Valdés, recordó aquel duelo de eliminatoria vs México que a la postre le significó quedar fuera del Mundial de 2014

Julio Dely Valdés recordó en entrevista con ESPN Digital, aquellos álgidos momentos en octubre de 2013, cuando en un juego de suma importancia para Panamá y México, los canaleros se metieron a la cancha del Estadio Azteca, donde se terminó imponiendo el tricolor con un gol de 'chilena' de Raúl Jiménez.

Ello, a la postre, le significó a Panamá quedar fuera del Mundial de 2014: "Ese partido para nosotros fue el trascendental; de hecho, muchos dicen que Estados Unidos nos deja fuera y yo creo que México nos deja fuera en el Azteca, con gol de Raúl Jiménez sobre el final del partido".

Justamente, previo a ese juego del 11 de octubre de 2013, Julio Dely Valdés, entonces estratega de Panamá, ironizó sobre los naturalizados mexicanos en aquel momento en el Tri, tales como Lucas Lobos, Christian 'Chaco' Giménez y Damián Álvarez, quien no estuvo presente en esa convocatoria.

En aquella ocasión, preguntó Dely Valdés a los medios en conferencia de prensa, que si México pondría el himno nacional mexicano, o el argentino, previo a su juego decisivo en el Azteca.

"Al final sirvió, porque se habló más de eso que del partido en sí. Creo que cuando vamos a enfrentar un partido de estas carácteristicas, yo tenía que desviar la atención para que en el entorno se hablara de otra cosa, para liberar un poco de tensión en los jugadores".

PANAMÁ, UNA SELECCIÓN DISCIPLINADA

Julio Dely Valdés sostuvo que junto con su hermano Jorge, quien en esa época era su asistente y también llevó los destinos de la Selección Panameña Sub-17, fueron puntales para generar un cambio de hábitos en aquel futbol.

"Cuando nosotros llegamos para ese proyecto, nos habíamos propuesto cuatro, o cinco objetivos; entre ellos estaba clasificarse al Mundial de 2014, pero al final yo creo que esa etapa fue positiva, más allá de no haberlo conseguido; sobre todo de la manera como fue la culminación de este proyecto. Uno debe hacer un balance general y fue muy positivo".

Añadió: "Nosotros cambiamos muchas cosas; queríamos estar dentro de los mejores del área, ser una selección que nos respetaran. No queríamos ser la 'cenicienta' del área, sino que en el interno esta selección cambiara indisciplinas, malos hábitos que se vivían en Panamá. Nosotros crecimos mucho; es cuando vino el crecimiento de Panamá, a partir de 2010, cuando nosotros estuvimos al frente de la selección y a la fecha de hoy, ha venido evolucionando".

Sobre el tema de la indisciplina que hasta entonces acarreaba aquella selección, detalló: "No es posible que un futbolista no se presente a entrenar y al día siguiente llegue como si nada: 'Profe, acompañé a mi mamá a comprar los regalos de Navidad, con una naturalidad, como si eso fuese muy normal... O, 'Profe, no vine ayer porque tenía dolor de cabeza".

"Yo me eduqué como futbolista fuera de Panamá, salí con 19 años, estamos acostumbrados a otros hábitos, eso había que cambiarlo. También en esa época salían futbolistas y a los dos o tres meses regresaban a Panamá; anda a saber por qué los echaban, porque estaban acostumbrados a otras cosas. Uno, eso lo tiene qué inculcar en el futbol base, sobre todo los valores".

Afirmó por último Julio César Dely Valdés: "Yo creo que de alguna manera hemos conseguido cosas y que hoy el futbol está por encima del beisbol, el boxeo, el baloncesto... Antes, 'Manos de Piedra Durán' paralizaba al país, hoy el fútbol lo hace. Hoy, el fútbol está por encima de los demás deportes en Panamá".