<
>

Nakatani, primer obstáculo en ruta de Teofimo hacia Lomackenko

play
La próxima gran figura del boxeo: Teófimo López (1:45)

El pugilista hondureño-estadounidense nos cuenta el impacto de trabajar el día a día con su padre. Con 13 victorias y ninguna derrota, López se enfrenta este viernes, al también invicto, Masayoshi Nakatani, por ESPN+. (1:45)

A Teofimo Lopez (13-0 con 11 KOs) le llegó la hora de ir por todo en la división ligero y el japonés Masayoshi Nakatani (18-0 con 12 KOs) es la única barrera en su camino a la gloria. A la misma llega como abrumador favorito en las apuestas, en lo que podría ser algo exagerado. El japonés parece más complicado de lo que se presume de antemano.

Si el estadounidense supera este escollo, luego ya se sabe que lo veremos disputando el cetro mundial de las 135 libras de la FIB en poder del ghanés Richard Commey. Si también logra vencerlo, además de cruzar sobre su pecho el cinturón universal, estará listo para ir por los restantes cinturones (AMB, OMB y CMB) que, a esa altura, posiblemente, estarán en poder del ucraniano Vasiliy Lomachenko, en caso este derrote al británico Luke Campbell a finales de agosto.

Son tres pasos, tres desafíos con posibilidades de victoria complicadas tanto frente a Commey como frente a Lomachenko y aunque no lo parezca, también podría ser complicado superar al rival de este viernes.

Un rival alto, con mejor alcance y buena velocidad

El nipón no parece estar al nivel de Teofimo, pero, cuidado, está invicto y ha vencido por la vía rápida en siete de sus últimas ocho peleas en ocho años de carrera profesional. Varios más que su rival que recién debutó en el pugilismo rentado en 2016.

Pero no solo por esa experiencia Teófimo deberá evitar tomar a la ligera a su oponente, las diferencias físicas son notorias a favor de Nakatani y podrían tener influencia crucial en la pelea. El japonés es muy alto para la división (5′ 11½″) y su alcance de brazos va en consonancia con esa estatura (71″), superando a su rival claramente a su rival cuyas dimensiones son de 5′ 8″ y 68½″ , respectivamente.

En lo estrictamente boxístico, el nipón es un hombre de boxeo clásico, que explota de manera muy inteligente su mejor alcance jabeando desde afuera del anillo y colocando combinaciones rápidas en la media y larga distancia. Tiene un excelente cuerpeo al punto que suele bajar los brazos y torear a sus rivales con movimientos de péndulo, camina muy bien el cuadrilátero y no duda en retroceder para desacomodar a su rival.

Cuando esquiva y da el paso adelante, Masayoshi Nakatani es muy peligroso con la derecha sin importar como la lance, tanto golpea duro arriba como lastima a la zona media. En ello muestra variedad, lo que en suma lo hace un púgil interesante.

Su principal defecto parece ser el exceso de su confianza defensiva junto con el abuso del cuerpeo y la tendencia a adelantar el torso, error que le suele costar el recibir golpes innecesarios y que ante un hombre de pegada tan dura como Teófimo podría ser fatal.

Teofimo no tiene tanta movilidad como Nakatani, su boxeo es agresivo, de pocos desplazamientos y de continua presión ofensiva a partir de combinaciones rápidas a la parte alta del rival y por sorpresa a la zona media. El estadounidense basa toda su estrategia en una ofensiva asfixiante, con un elevadísimo porcentaje de golpes de poder enviados desde la zona media y corta, a lo que Teofimo suma mucha precisión y efectividad.

Los estilos de Teofimo López y Masayoshi Nakatani se complementan a la perfección y no parecen existir dudas sobre la pelea que veremos. Uno (Teofimo) cortando el cuadrilátero, buscando la corta distancia y lanzando combinaciones de puro poder tratando de noquear temprano. El otro (Nakatani) estableciendo su mejor distancia como barrera protectora, lanzando golpes peligrosos desde la misma, moviendose hacia laterales y por momentos tratando de sorprender, dando el paso adelante para llegarle de contragolpe a su rival.

Este combate será un buen examen para el favorito Teofimo ya que deberá esta vez tomar precauciones que no fueron necesarias en otras peleas. Es posible que el boxeo especulador del japonés le fastidie la paciencia a López y esa ansiedad podría complicarle la pelea en caso no logre lastimar temprano al nipón.

La pelea larga beneficiará a Nakatani, por ello es de esperar mucha acción en los primeros episodios, en alguno de los cuales Teofimo derbería liquidar el pleito. Si el japonés sobrevive a esos episodios, el combate se emparejará y hasta es posible que consuma toda la distancia terminando en las tarjetas.

Como sea, es promesa de una buena batalla y llena de expectativas, tomando en cuenta lo que viene después, en las 135 libras, para el vencedor de la batalla.