<
>

José Zepeda se alistaría para el ganador de Lomachenko-Teófimo si no recibe oportunidad titular en superligero

play
Zepeda envió directo a la lona a Baranchyk con devastador izquierdazo (1:06)

José Zepeda se levanta de una caída y responde con golpe de izquierda destructiva para noquear a Ivan Baranchyk. (1:06)

José ‘Chon’ Zepeda, la sensación del momento, dijo a ESPN KNOCKOUT que si no le dan pronto la oportunidad de disputar el campeonato mundial de peso superligero, le encantaría alistarse para el ganador de la esperada batalla en peso ligero entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López.

Zepeda noqueó en cinco rounds a Ivan Baranchyk en una batalla en la que hubo ocho caídas. Fue la pelea del año, la más dramática del año y probablemente el nocaut del año. Con ello en mente, ‘Chon’ se dijo listo para las peleas más grandes y le dijo a Fernando Barbosa que no descarta volver a peso ligero.

“Sí, he mirado todas las opciones y como boxeador, desde el primer momento que uno entra a esto, con el sueño de ser campeón del mundo, eso es lo que quiero más que nada en este momento. En realidad, no me gusta mencionar nombres, más bien me gustaría decir que estoy para cualquier campeón del mundo”, expresó Zepeda (33-2, 26 KOs).

“Hay cuatro organizaciones en las 140 (libras), y si no tenemos la oportunidad de ir rápido por cualquiera de esos títulos, hemos pensado en las 135 (libras). No es fácil, pero con buena dieta y buen cuidado, creo que tiene mucho que ver cinco libras, soy más grande que los de 135. Me encantaría ir contra el ganador de Lomachenko-López, sería una muy buena pelea. Ya enseñé que puedo boxear y que también aguanto y pego”, continuó.

Zepeda destacó que, como peleador, siempre se sueña con estar en una batalla con ese nivel de drama. “Uno siempre sueña con las películas de Rocky, las peleas en la realidad que han sido tan dramáticas. Uno siempre sueña estar en una pelea de esas, no lo planeas, no vas al ring planeando voy a caerme y voy a tirarlo, no lo planea. Lo sueña, sí, y me tocó, y la verdad estoy contento y me encantó cómo pasaron las cosas. Lo único que le restó un poco fue que no hubo gente”, compartió el dos veces contendiente mundialista.

Sin embargo, las cosas no fueron tan fáciles, pues aceptó que pasó momentos duros que le estaban orillando a colgar los guantes, sobre todo cuando perdió su primera oportunidad titular por lesión en un hombro.

“No me perdí un poquito, me perdí por completo. Definitivamente creo que es el mejor momento de mi carrera, pero he pasado muy malas rachas. Mi carrera iba hacia arriba, pasaron desgracias que me dieron para abajo, el hombro con [Terry] Flanagan, quise regresar rápido y llegó un cabezazo. Pasé tan mala racha que estuve a punto de retirarme. Pero gracias al equipo, mi familia, especialmente a mi hermano (René), él siempre creyó y gracias a eso no me retiré”, confesó.